Diagnósticos

Si tu profesional de salud sospecha de un desprendimiento de la placenta, hará una exploración física para verificar la sensibilidad o rigidez uterina. Para poder ayudar a identificar las fuentes de sangrado vaginal, puedes necesitar análisis de sangre o una ecografía.

Durante una ecografía, se utilizan ondas sonoras de alta frecuencia para crear una imagen de tu útero en un monitor. Sin embargo, no siempre es posible ver un desprendimiento de la placenta en una ecografía.

Tratamientos

No es posible volver a adherir la placenta que se separó de la pared del útero. Las opciones de tratamiento para el desprendimiento placentario dependen de las circunstancias:

  • El embarazo no está cerca de la fecha de parto. Si el desprendimiento parece leve, la frecuencia cardíaca de tu bebé es normal y es demasiado pronto para que nazca —generalmente antes de las 34 semanas de embarazo— pueden hospitalizarte para controlarte de cerca. Si el sangrado se detiene y el estado de tu bebé es estable, podrías hacer reposo en casa. En algunos casos, es posible que te den medicamentos para ayudar a que los pulmones de tu bebé maduren, en el caso de que sea necesario un parto prematuro.
  • El embarazo está cerca de la fecha de parto. Si el embarazo está casi llegando a término —por lo general, después de las 34 semanas— y el desprendimiento placentario parece ser mínimo, es posible que te realicen un parto vaginal controlado de cerca. Si el desprendimiento avanza o pone en peligro tu salud o la de tu hijo, necesitarás un parto inmediato, por lo general, mediante una cesárea. Si tienes sangrado intenso, es posible que necesites una transfusión de sangre.

Preparación para la consulta

El desprendimiento de la placenta en general es una emergencia médica, por lo cual no hay tiempo de preparación. Sin embargo, es posible que el profesional de salud observe los signos de un desprendimiento inminente antes de que se desarrolle una situación de urgencia. Según la presunta gravedad del desprendimiento de la placenta, es posible que te internen en el hospital y te controlen, o que te hagan una cirugía de urgencia para dar a luz al bebé.

Si tú y el bebé están controlados en el hospital, a continuación encontrarás información que te ayudará a prepararte para lo que sigue y lo que puede hacer el médico.

Qué puedes hacer

Mientras estás en el hospital:

  • Presta atención a los cambios. Avisa al equipo de atención médica de inmediato si hay cambios en los síntomas o su frecuencia.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que hasyas estado tomando. Asegúrate de informarle al médico si fumaste o consumiste drogas ilegales durante el embarazo.
  • Pídele a un ser querido o amigo que te acompañe si es posible. En ocasiones, puede ser difícil recordar toda la información que recibiste, en especial, durante una situación de urgencia. Alguien que te acompañe podría recordar algún detalle que tú olvidaste mencionar.

Un ser querido también puede ayudarte a recordar las preguntas que quieres hacerle al médico para asegurarte de no olvidar nada importante. Algunas preguntas básicas que podrías querer hacerle a tu médico son las siguientes:

  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme? ¿Cómo me preparo para estas pruebas?
  • ¿Está en peligro el bebé? ¿Estoy en peligro?
  • ¿Cuáles son las opciones de tratamiento?
  • ¿Cuáles son las posibles complicaciones?
  • ¿Qué puede pasar si el bebé nace ahora?
  • ¿Necesitaré una transfusión de sangre?
  • ¿Qué posibilidades hay de que necesite una histerectomía después del parto?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas. Por ejemplo:

  • ¿Cuándo comenzaste a presentar los signos y síntomas?
  • ¿Has notado algún cambio en los signos y síntomas?
  • ¿Cuánto has sangrado?
  • ¿Sientes que se mueve el bebé?
  • ¿Has notado pérdida de líquido trasparente de la vagina?
  • ¿Has tenido náuseas, vómitos o aturdimiento?
  • ¿Tienes contracciones? Si es así, ¿con cuánta frecuencia?
Dec. 13, 2014
References
  1. Ferri FF. Ferri’s Clinical Advisor 2015: 5 books in 1 (Consejos clínicos de Ferri 2015: 5 libros en 1). Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 23 de octubre de 2014.
  2. Cunningham FG, et al. Williams Obstetrics (Obstetricia de Williams). 24.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2014. http://accessmedicine.mhmedical.com/book.aspx?bookid=1057. Último acceso: 23 de octubre de 2014.
  3. Ananth CV, et al. Placental abruption: Clinical features and diagnosis (Desprendimiento de placenta: características clínicas y diagnóstico). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 23 de octubre de 2014.
  4. Oyelese Y, et al. Placental abruption: Management (Desprendimiento de placenta: tratamiento) http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 23 de octubre de 2014.