La infección con oxiuros es el tipo de infección con lombrices intestinales más frecuente en los Estados Unidos y es una de las que ocurren con mayor frecuencia en todo el mundo. Los oxiuros son delgados y blancos, miden alrededor de 1/4 a 1/2 pulgada (aproximadamente de 5 a 13 milímetros) de largo.

Mientras la persona infectada duerme, los oxiuros hembra ponen miles de huevos en los pliegues de la piel que rodea al ano. La mayoría de las personas infectadas con oxiuros no presenta síntomas, sin embargo, algunas personas sufren picazón anal y sueño inquieto.

La infección con oxiuros ocurre, con mayor frecuencia, en niños en edad escolar, y los huevos microscópicos se contagian con facilidad de un niño a otro. El tratamiento implica tomar medicamentos orales que matan los oxiuros y lavar a fondo las cobijas, la ropa de cama y la ropa interior. Para lograr mejores resultados, se debe tratar toda la familia.

Los síntomas de la infección por parásitos intestinales pueden comprender:

  • Picazón de la zona anal o vaginal
  • Insomnio, irritabilidad e inquietud
  • Dolor abdominal intermitente y náuseas

A menudo, los parásitos intestinales no causan síntomas.

Cuándo consultar al médico

Consulta con tu médico si tienes picazón anal intensa, especialmente en la noche.

El tragar o inspirar por accidente huevos de parásitos intestinales causa una infección por parásitos intestinales. Los huevos microscópicos pueden llegar a la boca a través de alimentos y bebidas contaminados, o a través de los dedos. Una vez que se tragan, los huevos eclosionan en los intestinos y maduran hasta convertirse en gusanos adultos al cabo de unas semanas.

Los parásitos intestinales hembra pasan a la zona anal para poner sus huevos, lo que a menudo provoca picazón anal. Cuando te rascas la zona donde hay picazón, los huevos se adhieren a los dedos y se meten debajo de las uñas. Luego, los huevos se transfieren a otras superficies, como juguetes, ropa de cama o asientos de inodoros. Los huevos también pueden transferirse de los dedos contaminados a alimentos, líquidos, ropa o a otras personas.

Los huevos de parásitos intestinales pueden sobrevivir de dos a tres semanas en las superficies.

Los factores de riesgo de la infección por parásitos intestinales son:

  • Ser joven. Es más probable que las infecciones por parásitos intestinales se manifiesten en niños menores de 18 años. Los huevos microscópicos se propagan fácilmente a los miembros de la familia, a las personas responsables del cuidado o a otros niños en la escuela o los centros de cuidado infantil.
  • Vivir en condiciones de hacinamiento. Las personas que viven en instituciones corren un riesgo mayor de contraer infección por parásitos intestinales.

Las infecciones típicas por parásitos intestinales no causan problemas graves. En raras ocasiones, las infestaciones importantes pueden provocar una infección de los genitales femeninos.

El parásito puede trasladarse desde la región anal hasta la vagina y el útero, las trompas de Falopio y alrededor de los órganos pélvicos. Esto puede causar problemas como la inflamación de la vagina (vaginitis) y del recubrimiento interior del útero (endometritis).

Cuando llames para pedir una consulta, pregunta acerca de la prueba de la cinta. La prueba consiste en colocar el lado adhesivo de un trozo de cinta transparente en la piel de alrededor del ano de la persona que sospechas que tiene parásitos intestinales, tan pronto como se despierta. Los huevos se adhieren a la cinta.

Luego puedes llevar la cinta a tu consulta con el médico para que él pueda buscar los parásitos intestinales o los huevos en el microscopio.

Preparar una lista de preguntas puede ayudarte a aprovechar al máximo el tiempo con el médico. Para la infección por parásitos intestinales, algunas preguntas básicas son:

  • Si no tengo una infección por parásitos intestinales, ¿cuáles son otras causas posibles de mis síntomas?
  • Si solo un miembro de la familia tiene parásitos intestinales, ¿toda la familia debe tratarse?
  • ¿Cómo me deshago de los parásitos intestinales en mi casa?
  • ¿Cómo puedo evitar una reinfección?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas durante la consulta, entre ellas:

  • ¿Cuándo comenzó la picazón?
  • ¿Se produce mayormente por la noche?
  • ¿Hay algo que mejore o empeore los síntomas?
  • ¿Algún otro familiar tiene síntomas similares?
  • ¿Sabes si tú o tu hijo han tenido contacto con alguien que tenga parásitos intestinales?
  • ¿Has encontrado gusanos muertos en la ropa de cama, en la ropa interior o en el inodoro?

Qué puedes hacer mientras tanto

Si tienes picazón anal, trata de no rascarte.

El médico puede confirmar la presencia de parásitos intestinales identificando los gusanos o los huevos.

Para ayudar al médico a realizar un diagnóstico, puedes hacerte la prueba de la cinta. Tan pronto como la persona que sospechas que tiene parásitos intestinales se despierta y antes de que vaya al baño, se lave o se vista, colócale el lado adhesivo de un trozo de cinta transparente a la piel que se encuentra alrededor del ano. Los huevos se adhieren a la cinta.

Para obtener mejores resultados, realiza la prueba de la cinta tres días seguidos y después lleva los trozos de cinta al médico. El médico puede mirar la cinta con un microscopio para ver si hay huevos de parásitos intestinales.

Para tratar la infección con parásitos intestinales, es posible que tu médico te recomiende embonato de pirantel (Reese’s Pinworm Medication, Pin-X), que se vende sin receta, o que te recete un medicamento para todos los miembros del hogar a fin de evitar infecciones y reinfecciones.

Los medicamentos antiparasitarios de venta bajo receta más comunes para los parásitos intestinales son los siguientes:

  • Mebendazol
  • Albendazol (Albenza)

Durante el tratamiento puedes tener efectos secundarios gastrointestinales leves, y a menudo es necesario que tomes al menos dos dosis para liberarte de los parásitos intestinales completamente.

Los huevos de los oxiuros pueden adherirse a ciertas superficies, como juguetes, grifos, ropa de cama y asientos de inodoros, durante dos semanas. Entonces, además de la limpieza regular de superficies, los métodos para ayudar a evitar la propagación de los huevos de oxiuros y prevenir una reinfección son:

  • Lavado en la mañana. Debido a que los oxiuros ponen huevos en la noche, lavarse la zona del ano en la mañana puede ayudar a reducir la cantidad de huevos de oxiuro en el organismo. Darse una ducha puede evitar una posible recontaminación con el agua de la tina.
  • Cambio de ropa interior y ropa de cama a diario. Esto ayuda a eliminar los huevos.
  • Lavado de ropa en agua caliente. Lava las cobijas, la ropa de dormir, la ropa interior, los paños de mano y las toallas en agua caliente para ayudar a matar los huevos de oxiuro. Seca la ropa a la temperatura máxima.
  • No te rasques. Evita rascarte la zona del ano. Córtale las uñas de las manos a tu hijo para que haya menos espacio para la acumulación de huevos. No permitas que se muerda las uñas.
  • Lávate las manos. Para reducir el riesgo de contraer o contagiar la infección, lávate bien las manos después de cada movimiento intestinal o de cambiar pañales, y antes de comer.
April 08, 2015