Descripción general

Las úlceras pépticas son llagas abiertas que aparecen en el revestimiento interno del estómago y la parte superior del intestino delgado. El síntoma más común de la úlcera péptica es el dolor de estómago.

Las úlceras pépticas incluyen:

  • Úlceras gástricas que se producen en el interior del estómago
  • Úlceras duodenales que se producen en el interior de la parte superior del intestino delgado (duodeno)

Las causas más comunes de las úlceras pépticas son la infección por la bacteria helicobácter pylori (H. pylori) y el uso prolongado de antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, entre otros) y el naproxeno sódico (Aleve). El estrés y las comidas picantes no producen úlceras pépticas. Sin embargo, pueden empeorar los síntomas.

Síntomas

  • Dolor de estómago ardiente
  • Sensación de plenitud, hinchazón o eructos
  • Intolerancia a los alimentos grasos
  • Acidez estomacal
  • Náuseas

El síntoma más común de la úlcera péptica es el dolor de estómago ardiente. La acidez estomacal empeora el dolor, al igual que tener el estómago vacío. A menudo el dolor puede aliviarse comiendo ciertos alimentos que amortiguan el ácido estomacal o tomando un medicamento para reducir el ácido, pero luego puede volver a aparecer. El dolor puede ser peor entre las comidas y por la noche.

Muchas personas con úlceras pépticas ni siquiera tienen síntomas.

Con menos frecuencia, las úlceras pueden causar signos o síntomas graves como los siguientes:

  • Vomitar o vomitar sangre, que puede verse roja o negra
  • Sangre oscura en las heces, o heces que son negras o alquitranadas
  • Dificultad para respirar
  • Sentirse débil
  • Náuseas o vómitos
  • Pérdida de peso sin causa aparente
  • Cambios en el apetito

Cuándo consultar con el médico

Consulta con tu médico si presentas los signos o síntomas graves enumerados más arriba. También consulta con tu médico si los antiácidos y bloqueadores de ácido te alivian, pero el dolor reaparece.

Causas

Las úlceras pépticas se presentan cuando el ácido del aparato digestivo corroe la superficie interior del estómago y del intestino delgado. El ácido puede crear una llaga abierta que duele y puede sangrar.

El aparato digestivo está cubierto por una capa mucosa que normalmente lo protege del ácido. Sin embargo, si la cantidad de ácido aumenta o la mucosidad disminuye, es posible que se te desarrolle una úlcera.

Estas son las causas más comunes:

  • Una bacteria. La bacteria helicobácter pylori suele vivir en la capa mucosa que cubre y protege los tejidos que recubren el estómago y el intestino delgado. Muchas veces, esta bacteria no causa problemas, pero puede inflamar el recubrimiento interior del estómago y producir una úlcera.

    No está claro cómo se disemina la infección con helicobácter pylori. Se puede contagiar de una persona a otra por contacto cercano, por ejemplo, al besarse. Las personas también se pueden contagiar helicobácter pylori por la comida y el agua.

  • Uso frecuente de determinados analgésicos. Tomar aspirina, al igual que determinados analgésicos de venta libre o con receta, llamados antiinflamatorios no esteroides, puede irritar o inflamar el recubrimiento del estómago y del intestino delgado. Entre estos medicamentos se incluyen el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros), el naproxeno sódico (Aleve, Anaprox DS, otros), el ketoprofeno y otros. No incluyen acetaminofén (Tylenol, otros).
  • Otros medicamentos. Tomar determinados medicamentos, como esteroides, anticoagulantes, aspirina en dosis baja, inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, alendronato (Fosamax), y risedronato (Actonel) junto con antiinflamatorios no esteroides puede aumentar significativamente la posibilidad de tener úlceras.

Factores de riesgo

Además de tener riesgos relacionados con tomar antiinflamatorios no esteroides, puedes tener un mayor riesgo de sufrir úlceras pépticas si haces lo siguiente:

  • Fumas. Fumar puede aumentar el riesgo de las úlceras pépticas en las personas infectadas con Helicobácter pylori.
  • Consumes alcohol. El alcohol puede irritar y corroer el revestimiento mucoso del estómago, y aumenta la cantidad de ácido estomacal que se produce.
  • Tienes un estrés no tratado.
  • Comes alimentos picantes.

Por sí solos, estos factores no causan úlceras, pero pueden empeorarlas y hacerlas más difíciles de curar.

Complicaciones

Si no se trata, se pueden producir úlceras pépticas:

  • Sangrado interno. El sangrado puede ocurrir como una pérdida de sangre lenta que conduce a la anemia o como una pérdida de sangre severa que puede requerir hospitalización o una transfusión de sangre. La pérdida severa de sangre puede causar vómitos negros o con sangre o heces negras o con sangre.
  • Un agujero (perforación) en la pared de tu estómago. Las úlceras pépticas pueden perforar la pared del estómago o el intestino delgado, y provocar una infección grave de la cavidad abdominal (peritonitis).
  • Obstrucción. Las úlceras pépticas pueden bloquear el paso de los alimentos a través del tracto digestivo, y provocar que te llenes fácilmente, que vomites y que pierdas peso, ya sea por la hinchazón de la inflamación o por las cicatrices.
  • Cáncer de estómago. Los estudios han demostrado que las personas infectadas con helicobácter pylori tienen un mayor riesgo de cáncer de estómago.

Prevención

Puedes reducir el riesgo de presentar úlceras pépticas si sigues las mismas estrategias recomendadas como remedios caseros para tratar úlceras. También puede ser útil para lo siguiente:

  • Protegerte de infecciones. No se sabe cómo se propaga el helicobácter pylori, pero hay pruebas que sostienen que podría transmitirse de una persona a otra, o mediante el consumo de agua o alimentos.

    Puedes tomar precauciones para protegerte de las infecciones, como por ejemplo el helicobácter pylori, al lavarte las manos de manera frecuente con agua y jabón, y al comer alimentos que hayan sido cocidos por completo.

  • Ten cuidado con los analgésicos. Si utilizas regularmente analgésicos que aumentan el riesgo de presentar úlceras pépticas, toma medidas para reducir el riesgo de tener problemas estomacales. Por ejemplo, toma los medicamentos con las comidas.

    Colabora con el médico para encontrar la dosis más baja posible que pueda aliviar el dolor. Evita consumir alcohol cuando tomas medicamentos, ya que la combinación de ambos puede aumentar el riesgo de tener malestar estomacal.

    Si necesitas un medicamento antiinflamatorio no esteroideo, es posible que también debas tomar medicamentos adicionales como un antiácido, un inhibidor de la bomba de protones, un bloqueador de ácidos o un agente citoprotector. Un tipo de medicamento antiinflamatorio no esteroideo, que se llama inhibidor de la COX-2, puede tener menos probabilidades de causar úlceras pépticas, pero puede aumentar el riesgo de tener un ataque cardíaco.

Úlcera péptica - atención en Mayo Clinic

Aug. 06, 2020
  1. Kellerman RD, et al. Gastritis and peptic ulcer disease. In: Conn's Current Therapy 2020. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed July 8, 2020.
  2. Peptic ulcer disease. American College of Gastroenterology. https://gi.org/topics/peptic-ulcer-disease/. Accessed July 8, 2020.
  3. Peptic ulcers (stomach ulcers). National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/digestive-diseases/peptic-ulcers-stomach-ulcers. Accessed July 8, 2020.
  4. Feldman M, et al. Peptic ulcer disease. In: Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology, Diagnosis, Management. 11th ed. Saunders Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed July 8, 2020.
  5. Nehra AK, et al. Proton pump inhibitors: Review of emerging concerns. Mayo Clinic Proceedings. 2018; doi:10.1016/j.mayocp.2017.10.022.
  6. AskMayoExpert. Peptic ulcer disease (adult). Mayo Clinic; 2019.
  7. Peptic ulcers. Natural Medicines. https://naturalmedicines.therapeuticresearch.com. Accessed July 21, 2020.
  8. Brown AY. AllScripts EPSi. Rochester, Minn. June 23, 2020.
  9. Helicobacter pylori and cancer. National Cancer Institute. https://www.cancer.gov/about-cancer/causes-prevention/risk/infectious-agents/h-pylori-fact-sheet. Accessed July 27, 2020.