Descripción general

Cuando los músculos y los ligamentos que sostienen los órganos pélvicos de una mujer se debilitan, estos órganos pueden caer en la pelvis y crear una protuberancia en la vagina (prolapso). Por lo general, las mujeres presentan prolapso de los órganos pélvicos años después de un parto, luego de una histerectomía o después de la menopausia. Si tienes síntomas, como sentir presión en la zona pélvica, consulta con un profesional de salud.