Descripción general

Los tumores cerebrales infantiles son masas o crecimientos de células anormales que se producen en el cerebro de un niño o en el tejido y las estructuras cercanas. Existen muchos tipos diferentes de tumores cerebrales infantiles: algunos no cancerosos (benignos) y otros cancerosos (malignos).

El tratamiento y la probabilidad de recuperación (pronóstico) dependen del tipo de tumor, su ubicación dentro del cerebro, si se ha diseminado, y la edad y el estado de salud general de tu hijo. Debido a que se están desarrollando tecnologías y tratamientos nuevos de manera constante, puede haber varias opciones disponibles en distintas instancias del tratamiento.

En general, el tratamiento de los tumores cerebrales en los niños es bastante diferente del tratamiento en los adultos, por lo que es muy importante contar con la pericia y la experiencia de los especialistas pediátricos en neurología y cáncer.

Atención en Mayo Clinic para pacientes pediátricos con tumores cerebrales

Síntomas

Los signos y síntomas de un tumor cerebral en los niños varían ampliamente y dependen del tipo, el tamaño, la ubicación y la velocidad de crecimiento del tumor. Es posible que no sea sencillo detectar algunos signos y síntomas porque son similares a los de otras afecciones.

Estos son algunos de los síntomas más frecuentes de un tumor cerebral infantil:

  • Dolores de cabeza, que se pueden volver más frecuentes e intensos
  • Sensación de aumento de presión en la cabeza
  • Náuseas o vómitos sin causa aparente
  • Aparición repentina de problemas de visión, como visión doble

Otros posibles signos y síntomas, según la ubicación del tumor, pueden comprender los siguientes:

  • Una protuberancia en el punto blando (fontanela) en el cráneo de los bebés
  • Convulsiones, especialmente, cuando no hay antecedentes de convulsiones
  • Movimientos oculares anormales
  • Balbuceo
  • Problemas para tragar
  • Pérdida de apetito o, en los bebés, dificultad para alimentarse
  • Dificultad para mantener el equilibrio
  • Problemas para caminar
  • Debilidad o pérdida de sensibilidad en un brazo o en una pierna
  • Debilidad o caída facial en un lado del rostro
  • Desorientación, irritabilidad
  • Problemas de memoria
  • Cambios en la personalidad o el comportamiento
  • Problemas de audición

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con el médico de tu hijo si tiene signos y síntomas que te preocupan.

Causas

En la mayoría de los casos, se desconoce la causa exacta del tumor cerebral infantil.

Los tumores cerebrales infantiles son, normalmente, tumores cerebrales (tumores que comienzan en el cerebro o en los tejidos cercanos). Los tumores cerebrales primarios comienzan cuando las células normales tienen errores (mutaciones) en el ADN. Estas mutaciones permiten que las células crezcan y se dividan a una mayor velocidad, y que continúen viviendo cuando las células sanas morirían. El resultado es una masa de células anormales, que forman un tumor.

Los niños pueden presentar muchos tipos diferentes de tumores cerebrales (que pueden ser cancerosos o no).

Factores de riesgo

En la mayoría de los niños que padecen tumores cerebrales primarios, la causa del tumor no es evidente. Sin embargo, ciertos tipos de tumores cerebrales, como el meduloblastoma o el ependimoma, son más frecuentes en niños. Si bien es poco frecuente, un antecedente familiar de tumores cerebrales o de síndromes genéticos puede aumentar el riesgo de padecer tumores cerebrales en algunos niños.