Diagnóstico

El pectus excavatum suele diagnosticarse simplemente examinando el pecho. Su médico puede sugerirte varios tipos de pruebas para detectar problemas asociados con el corazón y los pulmones. Estas son algunas de las pruebas:

  • Rayos X del tórax. Esta prueba puede mostrar la depresión en el esternón y, a menudo, muestra el corazón desplazado hacia el lado izquierdo del pecho. Las radiografías son indoloras y solo tardan unos pocos minutos.
  • Tomografía computarizada. Una tomografía computarizada puede usarse para ayudar a determinar la gravedad del pectus excavatum y si se están comprimiendo el corazón o los pulmones. Las tomografías computarizadas toman muchas radiografías desde varios ángulos para producir imágenes transversales de la estructura interna del cuerpo. Es posible que se te pida que te sometas a una tomografía computarizada especial que observa los efectos de la compresión en el corazón mientras inhalas y exhalas.
  • Electrocardiograma. Un electrocardiograma puede mostrar si el ritmo del corazón es normal o irregular, y si las señales eléctricas que controlan los latidos del corazón se producen a tiempo. Esta prueba es indolora e implica la colocación de más de una docena de cables eléctricos, que se adhieren al cuerpo con un adhesivo. Es común que un paciente con pectus tenga un electrocardiograma anormal.
  • Ecocardiograma. Un ecocardiograma es una ecografía del corazón. Puede mostrar imágenes en tiempo real del funcionamiento del corazón y de sus válvulas. Estas imágenes se producen mediante la transmisión de ondas sonoras a través de una varilla presionada contra el pecho. Un ecocardiograma también le da al médico una mirada a cómo la pared del pecho puede estar afectando la función del corazón y el flujo de sangre a través del corazón.
  • Estudio de la función pulmonar. Estos tipos de pruebas miden la cantidad de aire que pueden retener los pulmones y con qué rapidez puedes vaciarlos.
  • Prueba de ejercicio. Esta prueba controla el funcionamiento del corazón y los pulmones mientras haces ejercicio, normalmente en una bicicleta o en una cinta de correr.

Tratamiento

El tórax excavado puede repararse con cirugía, pero se suele reservar para personas con signos y síntomas moderados a graves. Las personas con signos y síntomas leves pueden beneficiarse de la fisioterapia. Ciertos ejercicios pueden mejorar la postura y aumentar el grado de expansión del pecho.

Si la depresión en tu esternón no está causando ningún síntoma, pero igualmente no estás contenta con su aspecto, podrías hablar con un cirujano para que te coloque un inserto de silicona (similar a un implante de pecho) debajo de la piel para rellenar ese espacio.

Cirugía de reparación

Los dos procedimientos quirúrgicos más comunes para reparar el tórax excavado se conocen por los nombres de los cirujanos que los inventaron:

  • Procedimiento Nuss. Este procedimiento de intervención mínima utiliza pequeñas incisiones que se colocan a cada lado del pecho. Luego, se insertan instrumentos de mango largo y una cámara de fibra óptica angosta a través de las incisiones. Se pasa una barra metálica curva por debajo del esternón caído para elevarlo hasta una posición más normal. En algunos casos, se puede usar más de una barra. Las barras se quitan después de dos o tres años.
  • La técnica de Ravitch. Este antiguo procedimiento implica una incisión mucho más grande en el centro del pecho. El cirujano retira el cartílago deformado que une las costillas a la parte inferior del esternón y luego fija el esternón en una posición más normal con un equipo quirúrgico, como un puntal de metal o soportes de malla. Estos soportes se retiran en 6 a 12 meses.

La mayoría de las personas que se someten a la cirugía para corregir el tórax excavado están satisfechas con el cambio de la apariencia del pecho, independientemente del procedimiento utilizado. Aunque la mayoría de las cirugías de tórax excavado se realizan durante el crecimiento acelerado en la pubertad, muchos adultos también se han beneficiado con la reparación de tórax excavado.

El congelamiento temporal de los nervios para bloquear el dolor (crioablación) puede ayudar a la recuperación y a disminuir el dolor postoperatorio durante cuatro a seis semanas.

Tórax excavado

El tórax excavado es el defecto congénito más común. Uno de cada 400 bebés nace con una pared torácica que no se forma bien y se vuelve cóncava. Los niños con tórax excavado se tienen que someter a cirugía de forma periódica. Los adultos tienen que vivir con esta malformación o someterse a operaciones mayores y más complicadas. Hoy en día, los médicos de Mayo Clinic realizan la misma cirugía para niños en adultos y están mejorando la vida de muchas personas.

Hacemos la reparación de una deformidad de la pared torácica, llamada tórax excavado.

La Dra. Dawn Jaroszewski es una cirujana torácica que se especializa en la reparación del tórax excavado.

Antes, se creía que estas deformidades eran todas estéticas y que no afectaban al paciente en absoluto. Ahora, sabemos que la gente puede tener problemas muy graves del corazón y de los pulmones.

Hace un par de años, empecé a tener un poco de tos sibilante.

Michelle Kroeger tuvo un caso leve de tórax excavado que empeoró con el tiempo.

Cuando corría, me resultaba cada vez más difícil. Cada vez me faltaba más el aire. Después, empecé a tener más palpitaciones en el corazón, dolor en el pecho.

Aquí se puede ver un espacio muy estrecho entre la columna vertebral y el pecho.

El pecho cóncavo estaba comprimiendo el pulmón de Michelle y movió el corazón hacia la izquierda. La operación tradicional para los adultos es una cirugía mayor, que implica abrir el pecho y remodelar la pared torácica. Sin embargo, la Dra. Jaroszewski usa una técnica mucho menos invasiva que antes solo se usaba en niños.

Primero, la Dra. Jaroszewski hace pequeñas incisiones a cada lado del paciente. Luego, guiada por una pequeña cámara, inserta unas barras que elevan la pared torácica a una posición más normal.

Esta es una imagen de rayos X que muestra a un adulto con dos barras y una buena reparación.

Las barras son correctoras. Michelle las tendrá durante unos dos años. Cuando se las saquen, el pecho conservará la nueva forma. Ahora, puede continuar su vida ocupada sin síntomas.

Michelle dice que los síntomas se aliviaron casi de inmediato después de la cirugía. El único inconveniente de tener las barras en el pecho, cuenta Michelle, es que activan los detectores de metales en los aeropuertos, lo que para ella es un pequeño precio a pagar por una mejor calidad de vida. Mayo Clinic es uno de los pocos centros médicos de los Estados Unidos que realizan esta operación en adultos. Soy Vivien Williams para Medical Edge.

Posibles tratamientos futuros

Los médicos están estudiando actualmente terapias que utilizan succión o imanes para ayudar a elevar el esternón deprimido. Estos dispositivos se usan mejor en pacientes más jóvenes. A medida que las personas envejecen, el pecho se vuelve más rígido, lo que limita el movimiento de la pared torácica.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

La mayoría de los adolescentes solo desean ser aceptados y parecerse a sus pares. Esto puede ser muy difícil para los jóvenes que tienen tórax excavado. En algunos casos, puede ser necesario el asesoramiento psicológico para ayudar a dominar la capacidad de afrontar una situación difícil. También están disponibles grupos y foros de apoyo por Internet, donde puedes hablar con personas que están enfrentando los mismos tipos de problemas.

Preparación para la consulta

Si tú o tu hijo tienen tórax excavado, es recomendable que primero hables sobre la enfermedad con tu médico de cabecera. Puede remitirte a un médico que se especialice en cirugía pediátrica o torácica.

Qué puedes hacer

Es aconsejable que escribas una lista que incluya lo siguiente:

  • Descripciones detalladas de tus signos y síntomas
  • Información sobre problemas de salud anteriores
  • Información sobre problemas de salud frecuentes en tu familia
  • Todos los medicamentos y suplementos alimentarios que toman tú o tu hijo
  • Preguntas que quieras hacerle al médico, incluso qué tratamientos están disponibles

Qué esperar del médico

Es posible que el médico te haga las siguientes preguntas:

  • ¿Cuándo comenzaron estos signos y síntomas?
  • ¿Han empeorado últimamente?
  • ¿Tienes algún familiar que haya tenido un problema similar?

Tórax excavado - atención en Mayo Clinic

April 29, 2020
  1. Kliegman RM, et al. Skeletal diseases influencing pulmonary function. In: Nelson Textbook of Pediatrics. 21st ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 13, 2020.
  2. Mayer OH. Pectus excavatum: Etiology and evaluation. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan 13, 2020.
  3. AskMayoExpert. Pectus excavatum. Mayo Clinic; 2018.
  4. Rodriguez ED, et al. Pediatric chest and trunk defects. In: Plastic Surgery: Volume 3: Craniofacial, Head and Neck Surgery and Pediatric Plastic Surgery. 4th ed. Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 13, 2020.
  5. Mayer OH. Pectus excavatum: Treatment. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan 13, 2020.
  6. Morrow ES Jr. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. Jan. 14, 2020.
  7. Jaroszewski DE (expert opinion). Mayo Clinic. March 19, 2020.