Descripción general

La rosácea ocular es una inflamación que causa enrojecimiento, ardor y picazón en los ojos. Por lo general, la desarrollan las personas que tienen rosácea, un trastorno crónico de la piel que afecta la cara. A veces, la rosácea ocular, o de ojo, es el primer signo de que posteriormente podrías desarrollar el tipo facial.

La rosácea ocular afecta principalmente a los adultos de entre 30 y 50 años de edad. Parece desarrollarse en personas que tienden a ruborizarse y sonrojarse con facilidad.

Los medicamentos y una buena rutina de cuidado de los ojos pueden ayudar a controlar los signos y síntomas. Sin embargo, el tratamiento no cura la rosácea ocular. A menudo, vuelve a aparecer después de una remisión aparente.

Síntomas

Los signos y síntomas de la rosácea ocular pueden aparecer antes que los síntomas de la rosácea de la piel, manifestarse al mismo tiempo, desarrollarse después o aparecer por sí solos. Algunos de los signos y síntomas de la rosácea ocular pueden ser:

  • Ojos secos
  • Ardor o escozor en los ojos
  • Picazón en los ojos
  • Sensación arenosa o de tener un cuerpo extraño en un ojo o en ambos
  • Visión borrosa
  • Sensibilidad a la luz (fotofobia)
  • Enrojecimiento
  • Vasos sanguíneos pequeños y dilatados en la parte blanca del ojo que se ven cuando te miras en un espejo
  • Párpados rojos e hinchados
  • Lagrimeo

La intensidad de los síntomas de la rosácea ocular no siempre coincide con la intensidad de los síntomas de la piel.

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con un médico si tienes signos y síntomas de rosácea ocular, como ojos secos, ardor o picazón en los ojos, enrojecimiento o visión borrosa.

Si te han diagnosticado rosácea de piel, pregúntale al médico si deberías someterte a exámenes periódicos de los ojos para detectar la presencia de rosácea ocular.

Causas

Se desconoce la causa exacta de la rosácea ocular, al igual que la de rosácea de piel. La causa quizás se deba a uno o más factores, entre ellos:

  • Factor hereditario
  • Factores ambientales
  • Presencia bacteriana
  • Bloqueo de las glándulas de los párpados
  • Ácaros en las pestañas

Varios factores pueden agravar la rosácea; por lo tanto, también pueden agravar la rosácea ocular. Algunos de estos factores son:

  • Bebidas o alimentos picantes o condimentados
  • Alcohol
  • Luz solar, viento o temperaturas extremas
  • Ciertas emociones, como estrés, ira o vergüenza
  • Ejercicios extenuantes
  • Baños calientes o saunas
  • Algunos medicamentos, como cremas con cortisona y medicamentos que dilatan los vasos sanguíneos

Factores de riesgo

La rosácea ocular es frecuente en personas con rosácea, si bien también es posible tener rosácea ocular sin necesidad de que la piel se vea afectada. La rosácea de piel afecta a mujeres más que a hombres, mientras que la rosácea ocular afecta a ambos por igual. Algunos estudios sugieren que, entre las personas con rosácea, quienes se sonrojan con facilidad tienen mayor probabilidad de manifestar también síntomas oculares.

Complicaciones

La rosácea ocular puede afectar la superficie del ojo (córnea), en particular si tienes ojos secos por deficiencia de lágrimas. Las complicaciones en la córnea pueden provocar síntomas visuales. La inflamación de los párpados (blefaritis) puede causar irritación secundaria de la córnea a causa de pestañas desviadas u otras complicaciones. En última instancia, las complicaciones en la córnea pueden provocar pérdida de la visión.

June 05, 2015
References
  1. Questions and answers about rosacea (Preguntas y respuestas sobre la rosácea). Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases). http://www.niams.nih.gov/Health_Info/Rosacea/default.asp. Último acceso: 31 de marzo de 2015.
  2. Bron A. Ocular rosacea (Rosácea ocular). http://www.uptodate.com. Último acceso: 31 de marzo de 2015.
  3. Riordan-Eva P, et al. Conjunctiva and tears (Conjuntiva y lágrimas). En: Vaughan & Asbury’s General Ophthalmology (Oftalmología general de Vaughan y Asbury). 18.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2011. http://www.accessmedicine.com. Último acceso: 31 de marzo de 2015.
  4. Rosacea (Rosácea). American Academy of Dermatology (Academia Estadounidense de Dermatología). https://www.aad.org/dermatology-a-to-z/diseases-and-treatments/q---t/rosacea/signs-symptoms. Último acceso: 2 de abril de 2015.
  5. Webster GF. Rosacea (Rosácea). Medical Clinics of North America (Clínicas Médicas de Norteamérica). 2009;93:1183.
  6. Geerling G, et al. The international workshop on meibomian gland dysfunction: Report of the subcommittee on management and treatment of meibomian gland dysfunction (Taller internacional sobre la disfunción de la glándula de Meibomio: informe del subcomité sobre el control y el tratamiento de la disfunción de la glándula de Meibomio). Investigations in Ophthalmology and Visual Science (Investigaciones en oftalmología y ciencia visual). 2011;52:2050.
  7. Robertson DM (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 18 de abril de 2015.