Descripción general

El linfoma no hodgkiniano es un tipo de cáncer que se origina en el sistema linfático, la red que combate las enfermedades y que se extiende por todo el cuerpo. En el linfoma no hodgkiniano, los tumores se forman a partir de linfocitos, un tipo de glóbulos blancos.

El linfoma no hodgkiniano es más frecuente que el otro tipo general de linfoma, el linfoma de Hodgkin. Existen muchos subtipos diferentes de linfoma no hodgkiniano. Algunos de los subtipos más frecuentes son el linfoma difuso de linfocitos B grandes y el linfoma folicular.

Los avances en el diagnóstico y el tratamiento del linfoma no hodgkiniano han contribuido a mejorar el pronóstico de las personas con esta enfermedad.

Atención del linfoma no hodgkiniano en Mayo Clinic

Síntomas

Estos son algunos signos y síntomas del linfoma no hodgkiniano:

  • Hinchazón sin dolor de los ganglios linfáticos del cuello, de las axilas o de la ingle
  • Hinchazón o dolor abdominal
  • Dolor en el pecho, tos o dificultad para respirar
  • Fatiga persistente
  • Fiebre
  • Sudoraciones nocturnas
  • Adelgazamiento sin causa aparente

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con el médico si tienes signos y síntomas persistentes que te preocupen.

Causas

En la mayoría de los casos, los médicos no saben qué causa el linfoma no hodgkiniano. En algunos casos, se debe a un sistema inmunitario debilitado. Sin embargo, comienza cuando el cuerpo produce demasiados linfocitos (un tipo de glóbulos blancos) anormales.

En general, los linfocitos tienen un ciclo de vida predecible. Los linfocitos viejos mueren, y el cuerpo crea nuevos para reemplazarlos. En el linfoma no hodgkiniano, los linfocitos no mueren, si no que continúan creciendo y dividiéndose. Este excedente de linfocitos se acumula en los ganglios linfáticos y provoca que se hinchen.

Células B y T

El linfoma no hodgkiniano puede tener los siguientes orígenes:

  • Células B. Las células B luchan contra las infecciones al producir anticuerpos que neutralizan a los invasores extraños. La mayoría de los linfomas no hodgkinianos se origina en las células B. Algunos de los subtipos de linfoma no hodgkiniano que involucran a las células B son el linfoma de linfocitos B grandes difuso, el linfoma folicular, el linfoma de células del manto y el linfoma de Burkitt.
  • Células T. Las células T intervienen en la eliminación directa de los invasores extraños. El linfoma no hodgkiniano es menos frecuente en las células T. Algunos de los subtipos de linfoma no hodgkiniano que involucran a las células T son el linfoma de linfocitos T periférico, y el linfoma de linfocitos T cutáneo.

Saber si tu linfoma no hodgkiniano tiene su origen en las células B o en las células T ayuda a determinar tus opciones de tratamiento.

Dónde ocurre el linfoma no hodgkiniano

El linfoma no hodgkiniano, generalmente, implica la presencia de linfocitos cancerosos en los ganglios linfáticos. Sin embargo, la enfermedad también se puede extender a otras partes del sistema linfático. Por ejemplo, podría expandirse a los vasos linfáticos, las amígdalas, las adenoides, el bazo, el timo y la médula ósea. A veces, el linfoma no hodgkiniano compromete órganos fuera del sistema linfático.

Factores de riesgo

En la mayoría de los casos, las personas a las que se les diagnostica el linfoma no hodgkiniano no tienen factores de riesgo evidentes. Y muchas de las que sí tienen factores de riesgo de la enfermedad nunca la padecen.

Algunos de los factores que pueden incrementar el riesgo de padecer linfoma no hodgkiniano son los siguientes:

  • Medicamentos que inhiben el sistema inmunitario. Si te hicieron un trasplante de órganos, eres más propenso, porque la terapia inmunosupresora redujo la capacidad del organismo para combatir enfermedades nuevas.
  • Infecciones con ciertos virus y bacterias. Al parecer, ciertas infecciones virales y bacterianas incrementan el riesgo de padecer linfoma no hodgkiniano. Los virus que están vinculados con el incremento del riesgo para padecer linfoma no hodgkiniano son el VIH y la infección por Epstein-Barr. Una de las bacterias relacionadas con el incremento del riesgo de tener linfoma no hodgkiniano es la Helicobacter pylori que provoca úlceras.
  • Sustancias químicas. Ciertas sustancias químicas, como las que se utilizan para eliminar insectos y hierbas, pueden incrementar el riesgo de tener linfoma no hodgkiniano. Se necesitan más investigaciones para comprender la posible relación que existe entre los pesticidas y la formación del linfoma no hodgkiniano.
  • Edad avanzada. El linfoma no hodgkiniano puede aparecer a cualquier edad, pero el riesgo aumenta a medida que envejeces. Se presenta con mayor frecuencia en las personas de 60 años o más.