Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

La única forma de evitar una reacción alérgica es no consumir leche ni proteínas de la leche. Esto puede ser complicado, ya que la leche es un ingrediente frecuente de muchos alimentos. Además, muchas personas con alergia a la leche pueden tolerarla en algunas formas, por ejemplo, cuando está cocinada en productos horneados o en algunos alimentos procesados, como el yogur. Habla con tu médico para saber qué productos debes evitar.

A pesar de que hagas tu mayor esfuerzo, si tú o tu hijo consumen leche por accidente, existen ciertos medicamentos, como los antihistamínicos, que ayudan a reducir los signos y síntomas de las reacciones alérgicas. Es una buena idea tomarlos después de ingerir leche para aliviar el malestar.

Si tú o tu hijo sufren una reacción alérgica grave (anafilaxia), es posible que necesiten una inyección de epinefrina (adrenalina) de urgencia y que deban ir a la sala de urgencias. Si corren riesgo de sufrir una reacción grave, tú o tu hijo deberían tener siempre consigo una inyección de epinefrina (como EpiPen o Auvi-Q, entre otras). Pídele a tu médico o farmacéutico que te muestre cómo se usa este dispositivo para estar preparado en caso de emergencia.

Aug. 07, 2014