La histoplasmosis es una infección causada por la inhalación de las esporas de un hongo que se encuentra a menudo en los excrementos de los pájaros y de los murciélagos. La histoplasmosis se transmite con más frecuencia cuando estas esporas son transportadas por el aire, a menudo durante una limpieza o proyectos de demolición.

El suelo contaminado con excrementos de pájaros o murciélagos también puede transmitir histoplasmosis, por lo que agricultores y paisajistas corren un mayor riesgo de contraer la enfermedad. En los Estados Unidos, la histoplasmosis se da, por lo general, en los valles de los ríos Ohio o Misisipi, aunque también puede aparecer en otras regiones.

La mayoría de las personas con histoplasmosis no tienen síntomas y no saben que están infectadas. Pero para algunos, sobre todo los lactantes y las personas con el sistema inmunitario deprimido, la histoplasmosis puede ser grave. Existen tratamientos eficaces incluso para las formas más graves de histoplasmosis.

Jan. 08, 2015