Los agentes de acción central tratan la presión arterial alta pero tienen efectos secundarios.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Los agentes de acción central reducen la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Estos bloquean las señales del cerebro al sistema nervioso que aceleran el corazón y estrechan las venas y arterias. Como resultado, tu corazón no bombea tan fuerte y tu sangre fluye más fácilmente a través de tus vasos sanguíneos.

Los agentes de acción central también se denominan inhibidores adrenérgicos centrales, alfa agonistas centrales y agonistas centrales.

Existen varios agentes de acción central. El mejor para ti depende de tu salud y de la afección que se esté tratando.

Algunos ejemplos de agentes de acción central son los siguientes:

  • Clonidina (Catapres, Kapvay)
  • Guanfacina (Intuniv)
  • Metildopa

Además de la presión arterial alta, los médicos recetan agentes de acción central para prevenir, tratar o mejorar los síntomas de afecciones tales como:

  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)
  • Abstinencia de drogas, por ejemplo, de analgésicos opiáceos
  • Sofocos en la menopausia
  • Síndrome de Gilles de la Tourette

Estos medicamentos pueden tener fuertes efectos secundarios. A menudo, se usan en combinación con otros fármacos y la administración de otros medicamentos no ha sido eficaz en la reducción de tu presión arterial. Los efectos secundarios incluyen:

  • Frecuencia cardíaca anormalmente lenta
  • Estreñimiento
  • Mareos
  • Somnolencia o sedación
  • Sequedad de boca
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Impotencia

Podrías experimentar un aumento peligroso de la presión arterial si dejaras de tomar agentes de acción central de manera abrupta. No dejes de tomar estos medicamentos sin hablar con tu médico.

Dec. 14, 2019