Comprende de qué manera estas terapias pueden mejorar tu afección en distintas etapas.

Si tienes la afección de piel crónica denominada hidroadenitis supurativa, tu dermatólogo te recomendará opciones de tratamiento para ayudar a curar tus lesiones existentes y evitar que se formen otras nuevas. La terapia con antibióticos y hormonas pueden ser componentes efectivos de tu tratamiento, independientemente de la etapa de tu afección. Aquí encontrarás ayuda para comprender cuándo estos tratamientos pueden ayudar, cómo funcionan y los posibles efectos secundarios.

Estos fármacos tratan cualquier infección de las lesiones, así como los olores desagradables que estas pueden causar. Los medicamentos antibióticos también pueden disminuir la inflamación, curar las lesiones y evitar que se formen lesiones nuevas.

Se pueden aplicar en la piel de forma tópica o se pueden tomar por vía oral. Si la hidradenitis supurativa es leve, tu médico podría recomendar primero antibióticos tópicos, como la clindamicina. La aplicación del antibiótico tópico dos veces al día podría ser suficiente para controlar las lesiones, aunque la duración del tratamiento varía.

El tratamiento con medicamentos antibióticos orales generalmente se recomienda para la hidradenitis supurativa de moderada a grave o para los casos más leves que no responden a los cambios en el estilo de vida o a los antibióticos tópicos. Un tratamiento de 7 a 10 días con antibióticos podría ayudar a aliviar la inflamación.

Los antibióticos orales recetados con frecuencia para tratar la hidradenitis supurativa incluyen monohidrato de doxiciclina, minociclina, tetraciclina, clindamicina, eritromicina, rifampicina y amoxicilina/clavulanato. Es posible que necesites tratamiento antibiótico durante algunas semanas o a largo plazo para controlar tu afección.

Antes de recomendar un antibiótico, tu médico considerará cualquier alergia que puedas tener, otros medicamentos que estés tomando y tus antecedentes de éxito con el medicamento.

Aunque son poco frecuentes, los efectos secundarios que podrían presentarse incluyen los siguientes:

  • Diarrea
  • Infección bacteriana por Clostridium difficile
  • Decoloración anaranjada de los líquidos corporales
  • Sensación leve de ardor debido a los antibióticos tópicos

Si estás embarazada, habla con tu médico sobre qué antibióticos podrían ser seguros para ti.

Debido a que se cree que las hormonas llamadas andrógenos desencadenan la hidradenitis supurativa, la terapia hormonal puede ser útil para controlar la afección. Estos podrían incluir anticonceptivos orales que contengan las hormonas estrógeno, norgestrel y finasterida (Propecia, Proscar).

Los posibles efectos secundarios de la terapia hormonal en las mujeres incluyen los siguientes:

  • Defectos congénitos si se toman durante el embarazo
  • Coágulos sanguíneos

Los posibles efectos secundarios de la finasterida en los hombres incluyen los siguientes:

  • Disminución del deseo sexual (libido)
  • Problemas de eyaculación
  • Mamas sensibles
  • Nódulos mamarios

Para lograr una eficacia mayor, tu médico podría recomendar la combinación de terapias hormonales y antibióticas, además de realizar cambios en el estilo de vida, como dejar de fumar y controlar tu peso. Antes de probar un tratamiento nuevo, asegúrate de hacerle preguntas a tu médico acerca de los riesgos y beneficios.

June 20, 2019