Descripción general

El hipo se trata de contracciones involuntarias del diafragma, el músculo que separa el pecho del abdomen y que tiene un papel importante en la respiración. A cada contracción le sigue un cierre repentino de las cuerdas vocales, lo cual produce el característico sonido de «hip».

El hipo puede deberse a una comida abundante, bebidas alcohólicas o gaseosas, o una emoción repentina. En algunos casos, el hipo puede ser el signo de una enfermedad no diagnosticada. Para la mayoría de las personas, un ataque de hipo suele durar solo unos minutos. En raras ocasiones, el hipo puede persistir durante meses. Esto puede ocasionar adelgazamiento y agotamiento.

Síntomas

El hipo es un síntoma. En ocasiones, puede estar acompañado de una sensación leve de tensión en el pecho, el abdomen o la garganta.

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta para ver a tu médico si el hipo dura más de 48 horas o si es tan intenso que causa problemas para comer, dormir o respirar.

Causas

Los detonantes más frecuentes del hipo que dura menos de 48 horas son:

  • Tomar bebidas con gas
  • Beber demasiado alcohol
  • Comer demasiado
  • Agitación o estrés emocional
  • Cambios bruscos de temperatura
  • Tragar aire al mascar goma o chupar caramelos

El hipo que dura más de 48 horas puede deberse a una variedad de factores que se pueden agrupar en las siguientes categorías.

Lesión o irritación a los nervios

Una causa del hipo prolongado es el daño o la irritación de los nervios vagos o frénicos que asisten al músculo del diafragma. Algunos factores que pueden causar daño o irritación en esos nervios son:

  • Un pelo o algo en el oído que toca la membrana del tímpano
  • Un tumor, quiste o bocio en el cuello
  • Reflujo gastroesofágico
  • Dolor de garganta o laringitis

Trastornos del sistema nervioso central

Un tumor o una infección en el sistema nervioso central o daños en el sistema nervioso central como resultado de un traumatismo pueden alterar el control normal del cuerpo sobre el reflejo del hipo. Por ejemplo:

  • Encefalitis
  • Meningitis
  • Esclerosis múltiple
  • Accidente cerebrovascular
  • Lesión cerebral traumática
  • Tumores

Trastornos metabólicos y drogas

El hipo prolongado puede estar desencadenado por:

  • Alcoholismo
  • Anestesia
  • Barbitúricos
  • Diabetes
  • Desequilibrio de electrolitos
  • Enfermedad renal
  • Esteroides
  • Tranquilizantes

Factores de riesgo

Los hombres son mucho más propensos a padecer hipo prolongado que las mujeres. Otros factores que pueden aumentar el riesgo de hipo son:

  • Problemas mentales o emocionales. Se han asociado algunos casos de hipo breve y prolongado con la ansiedad, el estrés y la emoción.
  • Cirugía. Algunas personas tienen hipo luego de recibir anestesia general o de procedimientos que involucran órganos abdominales.

Complicaciones

El hipo persistente puede interferir en lo siguiente:

  • La alimentación
  • El sueño
  • El habla
  • La cicatrización de heridas después de una cirugía