Diagnósticos

Estas pruebas pueden ayudar a determinar si tienes el síndrome hepatopulmonar:

  • Oximetría de pulso. Para realizar una prueba con un oxímetro de pulso, te conectan un sensor en el dedo o en la oreja que utiliza una luz para determinar la cantidad de oxígeno que tienes en la sangre.
  • Imágenes de tórax. Las imágenes obtenidas con radiografías, exploraciones por tomografía computarizada (TAC) o ecocardiografías pueden ayudar a descartar otras afecciones del corazón o los pulmones.

Tratamientos

La terapia de administración de oxígeno es el principal tratamiento para la falta de aliento a causa de bajos niveles de oxígeno en la sangre. Un trasplante de hígado es la única cura para el síndrome hepatopulmonar.