Diagnóstico

Tu médico podrá diagnosticarte la afección como púrpura de Henoch-Schönlein si se presentan la típica erupción cutánea, dolor en las articulaciones y síntomas gastrointestinales. Si falta alguno de estos signos y síntomas, es posible que tu médico sugiera la realización de una o más de las siguientes pruebas.

Análisis de laboratorio

No existe una prueba única que pueda confirmar la presencia de púrpura de Henoch-Schönlein; sin embargo, ciertas pruebas pueden ayudar a descartar otras enfermedades y hacer que un diagnóstico de púrpura de Henoch-Schönlein parezca probable. Estas pueden incluir las siguientes:

  • Análisis de sangre. Se puede analizar tu sangre si el diagnóstico no es claro sobre la base de tus signos y síntomas.
  • Análisis de orina. Se puede analizar la orina para detectar evidencias de sangre y determinar si los riñones aún funcionan correctamente.

Biopsias

Las personas que tienen púrpura de Henoch-Schönlein suelen presentar depósitos de un cierto anticuerpo en la piel. Tu médico puede tomar una pequeña muestra de piel para examinarla con un microscopio. En casos de compromiso renal grave, es posible que tu médico te sugiera realizarte una biopsia de riñón para ayudar a tomar las decisiones acerca del tratamiento.

Pruebas de diagnóstico por imágenes

El médico puede recomendarte una ecografía para descartar otras causas del dolor abdominal y controlar posibles complicaciones, como obstrucción intestinal.

Tratamiento

La púrpura de Henoch-Schönlein normalmente desaparece por sí sola al cabo de un mes sin efectos negativos duraderos. Hacer reposo, beber abundante cantidad de líquido y tomar medicamentos para el dolor (analgésicos) de venta libre pueden ayudar.

Medicamentos

El uso de corticoesteroides, como la prednisona, para el tratamiento o la prevención de complicaciones de la púrpura de Henoch-Schönlein es controvertido. Con mayor frecuencia, se usan para tratar síntomas gastrointestinales graves. Debido a que estos medicamentos pueden tener efectos secundarios graves y que su utilidad no es clara, asegúrate de analizar los riesgos y los beneficios con tu médico.

Cirugía

Si una parte del intestino se ha plegado sobre sí misma o se ha roto, será necesaria la reparación quirúrgica.

Modo de vida y remedios caseros

La atención particular se enfoca en hacer que las personas con púrpura leve de Henoch-Schonlein se sientan cómodas mientras la enfermedad se desarrolla. Hacer reposo en cama, beber mucho líquido y tomar analgésicos de venta libre pueden ayudar.

Preparación para la consulta

Probablemente consultes con el médico de cabecera o el pediatra de tu hijo por esta afección, aunque pueden derivarte a un especialista en riñón (nefrólogo) si se manifiestan complicaciones renales. A continuación encontrarás información que te ayudará a prepararte para la consulta, junto con lo que debes esperar del médico.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, tal vez quieras preparar una lista de respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Aparecieron de manera repentina o gradual?
  • ¿Tenías alguna enfermedad antes de que comenzara la erupción cutánea?
  • ¿Qué medicamentos toman tú o tu hijo regularmente?

Las siguientes son preguntas que tal vez quieras hacer a tu médico:

  • ¿Qué podría estar causando estos síntomas?
  • ¿Que exámenes se necesitan para confirmar el diagnóstico?
  • ¿Esta afección es temporal o crónica?
  • ¿Cómo sabré si hay daño al riñón? ¿Y si aparece más adelante?
  • ¿Cómo se trata la púrpura de Henoch-Schönlein?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios de este tratamiento?
  • ¿Tiene alguna literatura sobre esta afección? ¿Hay algún sitio web que me pueda recomendar donde pueda obtener más información?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico haga una serie de preguntas, tales como las siguientes:

  • ¿Qué aspecto tenía la erupción cutánea cuando apareció por primera vez?
  • ¿Es dolorosa la erupción cutánea? ¿Pica?
  • ¿Tú o tu hijo tienen otros síntomas, como dolor de estómago o dolor articular?
Nov. 09, 2016
References
  1. Henoch-Schönlein purpura (Púrpura de Henoch-Schönlein). Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases). http://kidney.niddk.nih.gov/kudiseases/pubs/hsp. Último acceso: 18 de mayo de 2016.
  2. Kliegman RM, et al. Henoch-Schönlein purpura nephritis (Nefritis por púrpura de Henoch-Schönlein). En: Nelson Textbook of Pediatrics (Manual de pediatría de Nelson). 20.ª ed. Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 18 de mayo de 2016.
  3. Interventions for preventing and treating kidney disease in Henoch-Schönlein purpura (Intervenciones para la prevención y el tratamiento de la enfermedad renal en personas con Henoch-Schönlein). Cochrane Database of Systematic Reviews (Base de datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas). http://ovidsp.tx.ovid.com/sp-3.20.0b/ovidweb.cgi. Último acceso: 18 de mayo de 2016.
  4. Dedeoglu F, et al. Clinical manifestations and diagnosis of Henoch-Schönlein purpura (Manifestaciones clínicas y diagnóstico de la púrpura de Henoch-Schönlein). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 18 de mayo de 2016.
  5. Dedeoglu F, et al. Management of Henoch-Schönlein purpura (Tratamiento de la púrpura de Henoch-Schönlein). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 18 de mayo de 2016.
  6. Ferri FF. Henoch-Schönlein purpura (Púrpura de Henoch-Schönlein). En: Ferri’s Clinical Advisor 2016 (Consejos clínicos de Ferri 2016). Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 18 de mayo de 2016.

Púrpura de Henoch-Schönlein