La miliaria, también llamada «sarpullido», no afecta únicamente a los bebés. La miliaria también puede presentarse en adultos, en particular, en climas calurosos y húmedos.

La miliaria se produce cuando los poros (conductos sudoríparos) obstruidos dejan atrapada la sudoración bajo la piel. Los síntomas pueden abarcar desde vesículas superficiales hasta bultos profundos y enrojecidos. Algunas formas de miliaria causan hormigueo o picazón intensa.

Por lo general, la miliaria desaparece por sí sola. Las formas graves de miliaria pueden requerir atención médica, pero la mejor manera de aliviar los síntomas es enfriar la piel y evitar la sudoración.

Jan. 20, 2015