Ilustración de una persona con insuficiencia cardíaca

La insuficiencia cardíaca se produce cuando el músculo cardíaco no bombea sangre de la manera que debería. La sangre con frecuencia retrocede y provoca que se acumulen líquidos en los pulmones (congestión) y en las piernas. La acumulación de líquidos puede provocar falta de aire e hinchazón de las piernas y los pies. Un flujo sanguíneo deficiente puede provocar una apariencia azulada de la piel (cianótica). Algunos tipos de insuficiencia cardíaca pueden provocar un agrandamiento del corazón.