Descripción general

Una fractura del cartílago de crecimiento afecta la capa de tejidos en crecimiento próxima a la extremidad de los huesos del niño. Los cartílagos del crecimiento son las partes más suaves y débiles del esqueleto; a veces, son incluso más débiles que los ligamentos y tendones circundantes. Una lesión que puede causar un esguince articular en un adulto, puede causar una fractura del cartílago de crecimiento en un niño.

Las fracturas del cartílago de crecimiento frecuentemente necesitan tratamiento inmediato porque pueden afectar la manera en que crece el hueso. Una fractura del cartílago de crecimiento que no fue tratada adecuadamente, puede resultar en un hueso fracturado que termina más torcido o corto que su extremidad opuesta. Con un tratamiento adecuado, la mayoría de las fracturas del cartílago de crecimiento se curan sin complicaciones.

Síntomas

La mayoría de las fracturas en los cartílagos de crecimiento se producen en los huesos de los dedos de la mano, el antebrazo y la parte inferior de las piernas. Los signos y síntomas de una fractura en el cartílago de crecimiento pueden incluir lo siguiente:

  • Dolor con o sin palpación, especialmente en respuesta a la presión sobre el cartílago de crecimiento
  • Imposibilidad de mover el área afectada, o de apoyar peso o hacer presión sobre la extremidad
  • Calor e hinchazón en el extremo de un hueso, cerca de una articulación

Cuándo consultar con el médico

Si sospechas que el niño tiene una fractura, llévalo al médico para que lo examine. También deben examinarlo si notas una deformidad visible en sus brazos o piernas, o si el niño tiene problemas para practicar deportes debido al dolor persistente.

Causas

Las fracturas del cartílago de crecimiento suelen ser causa de caídas o golpes en la extremidad, como podría ocurrir en:

  • Un accidente automovilístico
  • Deportes competitivos, como fútbol americano, básquetbol, correr, baile o gimnasia
  • Actividades recreativas, como andar en bicicleta, trineo o monopatín, o esquiar

En ocasiones, las fracturas del cartílago de crecimiento pueden ser causa de un uso excesivo, que puede ocurrir durante el entrenamiento deportivo o movimientos repetitivos de lanzamiento.

Factores de riesgo

La fractura del cartílago del crecimiento es más frecuente en niños que en niñas (el doble de casos), porque las niñas terminan de crecer antes que los niños. A los 12 años, la mayoría de los cartílagos del crecimiento de las niñas han madurado naturalmente y han sido reemplazados por huesos sólidos.

Complicaciones

La mayoría de las fracturas del cartílago de crecimiento sanan sin complicaciones. Pero los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de crecimiento óseo deformado, acelerado o retrasado.

  • Gravedad de la lesión. Si el cartílago de crecimiento se desplazó, quebró o aplastó, el riesgo de deformidad de la extremidad es mayor.
  • Edad del niño. Los niños más pequeños tienen más años de crecimiento por delante, de modo que si el cartílago de crecimiento sufre daño permanente, existe más posibilidad de que se produzca una deformidad. Si un niño ya casi terminó de crecer, es posible que el daño permanente del cartílago de crecimiento provoque solamente una deformidad mínima.
  • Ubicación de la lesión. Los cartílagos de crecimiento alrededor de la rodilla son más sensibles a las lesiones. Una fractura del cartílago de crecimiento en la rodilla puede hacer que la pierna quede más corta, más larga o torcida si el cartílago de crecimiento sufre daño permanente. Las lesiones del cartílago de crecimiento alrededor de la muñeca y el hombro normalmente sanan sin problemas.