Descripción general

La diabetes gestacional es la diabetes que se diagnostica por primera vez durante el embarazo (gestación). Al igual que con otros tipos de diabetes, la diabetes gestacional afecta la forma en que las células utilizan el azúcar (glucosa). La diabetes gestacional causa un alto nivel de glucosa sanguínea que puede afectar tu embarazo y la salud de tu bebé.

Aunque cualquier complicación del embarazo es preocupante, hay buenas noticias. Las futuras madres pueden ayudar a controlar la diabetes gestacional comiendo alimentos saludables, haciendo ejercicio y, si es necesario, tomando medicamentos. Controlar el glucosa sanguínea puede mantenerte a ti y a tu bebé sanos y evitar un parto difícil.

En las mujeres con diabetes gestacional, la glucosa sanguínea suele volver a la normalidad poco después del parto. Sin embargo, si has tenido diabetes gestacional, tienes un mayor riesgo de contraer diabetes tipo 2. Necesitarás que te hagan pruebas más a menudo para detectar cambios en la glucosa sanguínea.

Síntomas

En la mayoría de las mujeres, la diabetes gestacional no produce signos ni síntomas perceptibles. El aumento de la sed y la necesidad de orinar con mayor frecuencia son síntomas.

Cuándo debes consultar a un médico

En lo posible, solicita atención médica lo antes posible (en cuanto pienses en buscar un embarazo) para que el médico pueda evaluar el riesgo de diabetes gestacional y tu bienestar general. Una vez que estés embarazada, tu médico te hará pruebas de diabetes gestacional como parte de la atención prenatal.

Si padeces diabetes gestacional, es posible que necesites chequeos más frecuentes. Es más probable que estos se realicen en los últimos tres meses del embarazo, cuando el médico supervisará tu nivel de glucosa sanguínea y la salud del bebé.

Causas

Los investigadores aún no saben por qué algunas mujeres contraen diabetes gestacional y otras no. El exceso de peso antes del embarazo a menudo juega un papel importante.

Normalmente, diversas hormonas trabajan para mantener los niveles de glucosa sanguínea bajo control. Sin embargo, durante el embarazo, los niveles hormonales cambian, lo que dificulta que el cuerpo procese la glucosa sanguínea de manera eficiente. Esto hace que aumente tu nivel de glucosa sanguínea.

Factores de riesgo

Algunas mujeres tienen un mayor riesgo de diabetes gestacional. Los factores de riesgo de la diabetes gestacional incluyen los siguientes:

  • Sobrepeso y obesidad.
  • Falta de actividad física.
  • Diabetes gestacional previa o prediabetes.
  • Síndrome de ovario poliquístico.
  • Diabetes en un familiar inmediato.
  • Parto previo de un bebé con un peso de más de 4,1 kilos.
  • Raza no blanca. Las mujeres que son negras, indígenas estadounidenses, asiático-americanas e isleñas del Pacífico y las de ascendencia hispana tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional.

Complicaciones

La diabetes gestacional que no se controla cuidadosamente puede llevar a altos niveles de glucosa sanguínea. El alto nivel de glucosa sanguínea puede causar problemas para ti y tu bebé, incluida una mayor probabilidad de necesitar una cesárea para el parto.

Complicaciones que pueden afectar al bebé

Si sufres diabetes gestacional, tu bebé puede tener más riesgos de:

  • Sobrepeso al nacer. Un nivel de glucosa sanguínea más alto de lo normal en las madres puede hacer que sus bebés crezcan demasiado. Los bebés muy grandes - los que pesan 9 libras o más - tienen más probabilidades de quedar encajados en el canal de parto, tener lesiones de nacimiento o necesitar un parto por cesárea.
  • Nacimiento temprano (prematuro). Un nivel alto de glucosa sanguínea puede aumentar el riesgo de que las mujeres entren en trabajo de parto y den a luz antes de la fecha prevista. O se puede recomendar un parto temprano porque el bebé es grande.
  • Dificultades respiratorias graves. Los bebés que nacen prematuramente de madres con diabetes gestacional pueden experimentar el síndrome de dificultad respiratoria, una afección que dificulta la respiración.
  • Bajo nivel de glucosa sanguínea (hipoglucemia). A veces, los bebés de madres con diabetes gestacional tienen un nivel bajo de glucosa sanguínea (hipoglucemia) poco después del nacimiento. Los episodios graves de hipoglucemia pueden causar convulsiones en el bebé. La alimentación a horario y, a veces, una solución de glucosa intravenosa pueden hacer que el nivel de glucosa sanguínea del bebé vuelva a la normalidad.
  • La obesidad y la diabetes tipo 2 más tarde en la vida. Los bebés de madres con diabetes gestacional tienen un mayor riesgo de padecer obesidad y diabetes tipo 2 en el futuro.
  • Muerte fetal intraútero. La diabetes gestacional sin tratar puede provocar la muerte del bebé antes o poco después del nacimiento.

Complicaciones que pueden afectarte

La diabetes gestacional también puede aumentar el riesgo de los siguientes:

  • Presión arterial alta y preeclampsia. La diabetes gestacional aumenta el riesgo de tener presión arterial alta y preeclampsia, una complicación grave del embarazo que provoca presión arterial alta y otros síntomas que pueden poner el riesgo la vida de la madre y del bebé.
  • Tener un parto quirúrgico (cesárea). Si tienes diabetes gestacional, es más probable que te hagan una cesárea.
  • Diabetes en el futuro. Si tienes diabetes gestacional, tienes mayor probabilidad de que vuelvas a desarrollarla en un futuro embarazo. También tienes un mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2 a medida que envejeces.

Prevención

No hay garantías cuando se trata de prevenir la diabetes gestacional, pero se recomienda adoptar la mayor cantidad de hábitos saludables posible antes del embarazo. Si has tenido diabetes gestacional, estas opciones saludables también pueden reducir el riesgo de volver a tenerla en futuros embarazos o de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro.

  • Come alimentos saludables. Elige alimentos ricos en fibra, con bajo contenido de grasa y pocas calorías. Céntrate en las frutas, los vegetales y los cereales integrales. Intenta consumir alimentos variados para alcanzar tus metas sin resignar el gusto ni la nutrición. Presta atención a los tamaños de las porciones.
  • Mantente activa. Hacer ejercicio antes del embarazo y durante este puede ayudarte a evitar que desarrolles diabetes gestacional. Apunta a realizar 30 minutos de actividad moderada la mayoría de los días de la semana. Realiza una caminata rápida diaria. Anda en bicicleta. Nada algunos largos en la piscina. Pequeñas actividades, como aparcar más lejos de la tienda cuando haces los recados o tomar un pequeño descanso para caminar, también se suman.
  • Comienza el embarazo con un peso saludable. Si estás planeando quedarte embarazada, perder el peso extra de antemano puede ayudarte a tener un embarazo más saludable. Céntrate en hacer cambios duraderos en tus hábitos alimenticios que puedan ayudarte durante el embarazo, como comer más verduras y frutas.
  • No aumentes más peso del recomendado. Ganar algo de peso durante el embarazo es normal y saludable. Sin embargo, ganar demasiado peso muy rápidamente puede aumentar el riesgo de diabetes gestacional. Pregúntale al médico cuál es la cantidad razonable de aumento de peso para ti.

May 05, 2020
  1. American College of Obstetricians and Gynecologists. Practice Bulletin No.190: Gestational diabetes mellitus. Obstetrics & Gynecology. 2018; doi:10.1097/AOG.0000000000002501.
  2. Diabetes and pregnancy — Gestational diabetes. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/pregnancy/diabetes-gestational.html. Accessed Dec. 31, 2019.
  3. Gestational diabetes. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/diabetes/overview/what-is-diabetes/gestational/all-content. Accessed Dec. 31, 2019.
  4. AskMayoExpert. Gestational diabetes. Mayo Clinic; 2018.
  5. Durnwald C. Diabetes mellitus in pregnancy: Screening and diagnosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Jan. 8, 2020.
  6. American Diabetes Association. Standards of medical care in diabetes — 2020. Diabetes Care. 2020; doi:10.2337/dc20-SINT.
  7. Mack LR, et al. Gestational diabetes — Diagnosis, classification, and clinical care. Obstetrics and Gynecology Clinics of North America. 2017; doi:10.1016/j.ogc.2017.02.002.
  8. Assaf-Balut C, et al. Medical nutrition therapy for gestational diabetes mellitus based on Mediterranean Diet principles: A subanalysis of the St. Carlos GDM Prevention Study. BMJ Open Diabetes Research and Care 2018; doi:10.1136/bmjdrc-2018-000550.