Descripción general

La galactorrea es una secreción de leche por el pezón que no está relacionada con la producción normal de leche para la lactancia. La galactorrea por sí sola no es una enfermedad, pero puede ser un signo de un problema no diagnosticado. Generalmente, se produce en mujeres, incluso en aquellas que nunca han tenido hijos o después de la menopausia. Pero la galactorrea se puede producir en hombres e incluso en bebés.

La estimulación excesiva de las mamas, los efectos secundarios de los medicamentos o los trastornos de la hipófisis pueden todos ellos contribuir a la aparición de galactorrea. Por lo general, la galactorrea se genera por mayores niveles de prolactina, la hormona que estimula la producción de leche.

A veces, no se puede determinar la causa de la galactorrea. Es posible que el trastorno se resuelva por sí solo.

Síntomas

Algunos de los signos y síntomas que se asocian con la galactorrea son:

  • Secreción de leche persistente o intermitente por el pezón
  • Secreción por el pezón con múltiples conductos galactóforos afectados
  • Secreción por el pezón causada manualmente o que se fuga de manera espontánea
  • Una o ambas mamas afectadas
  • Períodos menstruales irregulares o que no se presentan
  • Dolores de cabeza o problemas de visión

Cuándo consultar al médico

Si tienes una secreción de leche por el pezón persistente y espontánea de una de tus mamas o de ambas y no estás embarazada ni amamantando, pide una consulta para visitar a tu médico.

Si la estimulación de las mamas, como la manipulación excesiva de los pezones durante las relaciones sexuales, causa la secreción de múltiples conductos, no tienes de qué preocuparte. La secreción probablemente no indique nada fuera de lo normal y esta secreción a menudo se resuelve por sí sola. Si tienes una secreción persistente que no desaparece, pide una consulta con tu médico para que la examine.

La secreción por el pezón que no sea de leche, en especial una secreción espontánea con sangre, amarilla o transparente que proviene de un conducto o que está asociada con un nódulo que puedas sentir, requiere de una atención médica inmediata, ya que puede ser un signo de cáncer de mama no diagnosticado.

Causas

La galactorrea, generalmente, se produce por tener demasiada prolactina, que es la hormona responsable de la producción de leche cuando tienes un bebé. La prolactina es producida por la hipófisis, una glándula con forma de frijol que está en la base del cerebro y que segrega y regula varias hormonas.

Las posibles causas de la galactorrea son:

  • Medicamentos, como ciertos sedantes, antidepresivos, antipsicóticos y medicamentos para la presión arterial alta
  • Consumo de opioides
  • Suplementos de hierbas, como hinojo, anís o semilla de fenogreco
  • Píldoras anticonceptivas
  • Tumor hipofisario no canceroso (prolactinoma) u otro trastorno de la hipófisis
  • Baja actividad de la tiroides (hipotiroidismo)
  • Enfermedad renal crónica
  • Estimulación excesiva de las mamas, que puede estar relacionada con la actividad sexual, con los autoexámenes de mamas frecuentes que incluyen manipulación de los pezones o con la fricción prolongada con la ropa
  • Lesión a los nervios de la pared torácica por una cirugía, quemaduras u otras lesiones en el tórax
  • Cirugía, lesión o tumores de la médula espinal
  • Estrés

Galactorrea idiopática

A veces, los médicos no pueden encontrar la causa de la galactorrea. Cuando esto sucede, se llama «galactorrea idiopática», y suele referirse al tejido mamario que es particularmente sensible a la prolactina, la hormona de la sangre encargada de producir la leche. Si te ha aumentado la sensibilidad a la prolactina, incluso los niveles normales de prolactina pueden provocarte galactorrea.

Galactorrea en los hombres

En los hombres, la galactorrea puede estar relacionada con la falta de testosterona (hipogonadismo masculino) y generalmente se produce con el agrandamiento o la sensibilidad de las mamas (ginecomastia). La disfunción eréctil y la falta de deseo sexual también están relacionadas con la falta de testosterona.

Galactorrea en los recién nacidos

A veces la galactorrea se produce en los recién nacidos. Los altos niveles de estrógeno materno atraviesan la placenta hasta llegar a la sangre del bebé. Esto puede provocar el agrandamiento del tejido mamario del bebé, lo que puede estar relacionado con una secreción de leche por el pezón. Esta secreción lechosa es temporaria y se resuelve por sí sola. Si la secreción es persistente, el recién nacido debe ser evaluado por un médico.