Descripción general

Dispepsia funcional es un término para los signos y síntomas recurrentes de indigestión que no tienen una causa obvia. También se la llama dolor de estómago no ulceroso o dispepsia no ulcerosa.

La dispepsia funcional es común y puede durar mucho tiempo, aunque los signos y síntomas son en su mayoría intermitentes. Estos signos y síntomas se asemejan a los de una úlcera, como dolor o malestar en la parte superior del abdomen, a menudo acompañado de distensión abdominal, eructos y náuseas.

Síntomas

Los signos y síntomas de la dispepsia funcional pueden incluir los siguientes:

  • Dolor o ardor en el estómago, hinchazón, eructos excesivos o náuseas después de las comidas
  • Una sensación temprana de sentirse lleno (saciedad) al comer
  • Dolor en el estómago que a veces puede no estar relacionado con las comidas o puede aliviarse con las comidas

Cuándo consultar con el médico

Pide una cita con tu médico si experimentas signos y síntomas persistentes que te preocupen.

Busca atención médica inmediata si presentas:

  • Vómitos con sangre
  • Heces de color oscuro o parecidas al alquitrán
  • Falta de aire
  • Dolor que se extiende hacia la mandíbula, el cuello o el brazo
  • Pérdida de peso sin causa aparente

Causas

No está claro qué causa la dispepsia funcional. Los médicos la consideran un trastorno funcional, lo que significa que las pruebas de rutina pueden no mostrar anomalías. Por lo tanto, se diagnostica en función de los síntomas.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de dispepsia funcional incluyen:

  • Sexo femenino
  • Uso de ciertos analgésicos de venta libre, como aspirina e ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros), que pueden causar problemas estomacales
  • Fumar
  • Ansiedad o depresión
  • Antecedentes de abuso físico o sexual en la infancia
  • Infección por Helicobácter pylori