Descripción general

La glomeruloesclerosis focal y segmentaria es una enfermedad que produce la formación de tejido cicatricial (cicatrices) en ciertas partes de los riñones que filtran los desechos de la sangre (glomérulos). La glomeruloesclerosis focal y segmentaria puede deberse a diversas afecciones.

La glomeruloesclerosis focal y segmentaria es una afección grave que puede provocar insuficiencia renal, para la cual las únicas opciones de tratamiento son la diálisis o el trasplante de riñón. Las opciones de tratamiento de la glomeruloesclerosis focal y segmentaria dependen del tipo que tengas.

Los tipos de la glomeruloesclerosis focal y segmentaria incluyen:

  • Glomeruloesclerosis focal y segmentaria primaria. En muchos casos en los que se diagnostica esta enfermedad no se conocen las causas. Esto se llama glomeruloesclerosis focal y segmentaria primaria (idiopática).
  • Glomeruloesclerosis focal y segmentaria secundaria. Son varios los factores que pueden causar glomeruloesclerosis focal y segmentaria secundaria, por ejemplo, infecciones, toxicidad farmacológica (por medicamentos), enfermedades como la diabetes o la anemia falciforme, obesidad e incluso otras enfermedades renales. Controlar o tratar la causa subyacente o no diagnosticada con frecuencia detiene el daño que se está produciendo en los riñones y podría mejorar la función renal con el tiempo.
  • Glomeruloesclerosis focal y segmentaria genética (también llamada familiar). Esta forma rara de glomeruloesclerosis focal y segmentaria se debe a mutaciones genéticas. Se sospecha de este tipo cuando varios miembros de una familia muestran signos de glomeruloesclerosis focal y segmentaria. La glomeruloesclerosis focal y segmentaria familiar también puede ocurrir cuando ninguno de los padres tiene la enfermedad, pero cada uno es portador de una copia de un gen anormal que puede transmitirse a la siguiente generación.

Causas

La glomeruloesclerosis segmentaria focal (FSGS) puede ser producto de una variedad de enfermedades, como diabetes, enfermedad de células falciformes, otras enfermedades renales y obesidad. También puede ser producto de una infección y toxicidad de drogas. Una forma poco frecuente de FSGS es producto de genes anormales hereditarios. En ocasiones, no existe causa identificable.