Fotografía de una lesión traumática superficial por frío

La lesión traumática superficial por frío, una forma leve de congelación, irrita la piel, lo que causa enrojecimiento y una sensación de frío seguido por entumecimiento. La lesión traumática superficial por frío no daña la piel de forma permanente.