Descripción general

La displasia fibromuscular es una afección que produce un estrechamiento (estenosis) y un agrandamiento (aneurisma) de las arterias de tamaño medio del organismo. Como las arterias están más estrechas, los órganos reciben una menor irrigación sanguínea, lo cual puede afectar su funcionamiento.

La displasia fibromuscular se produce principalmente en las arterias que irrigan los riñones. La displasia fibromuscular también puede afectar las arterias que irrigan el cerebro, el corazón, el abdomen, los brazos y las piernas.

Si no se trata, la displasia fibromuscular puede provocar varias complicaciones, como hipertensión arterial o desgarros en las arterias (disección arterial). La disección arterial, o disección coronaria espontánea (DCE), puede restringir la circulación sanguínea que recibe el órgano de parte de la arteria dañada.

Si bien no existe cura para la displasia fibromuscular, puede tratarse de forma eficaz.

Síntomas

Algunas personas que tienen displasia fibromuscular no presentan síntomas. Podrías tener algunos signos o síntomas de la enfermedad, según qué arteria esté afectada por la displasia fibromuscular.

Signos y síntomas relacionados con los riñones

Si las arterias que conducen a los riñones (arterias renales) están afectadas, podrías experimentar lo siguiente:

  • Presión arterial alta
  • Daño del tejido de los riñones (atrofia renal isquémica)
  • Rara vez, insuficiencia renal crónica

Signos y síntomas relacionados con el cerebro

Si las arterias que conducen al cerebro (arterias carótidas) están afectadas, podrías experimentar lo siguiente:

  • Cefalea
  • Mareos
  • Visión borrosa o pérdida temporal de la visión
  • Zumbido pulsante en los oídos (tinnitus)
  • Dolor de cuello
  • Debilidad o entumecimiento en el rostro

Signos y síntomas abdominales

Si las arterias que conducen al abdomen (arterias mesentéricas) están afectadas, podrías experimentar lo siguiente:

  • Dolor abdominal después de comer
  • Pérdida de peso involuntaria

Signos y síntomas relacionados con los brazos y las piernas

Si las arterias que conducen a los brazos y las piernas (arterias periféricas) están afectadas, podrías experimentar lo siguiente:

  • Malestar cuando mueves los brazos, las piernas, las manos o los pies
  • Extremidades frías
  • Debilidad
  • Entumecimiento
  • Cambios en el color o aspecto de la piel

Signos y síntomas relacionados con el corazón

Si las arterias que conducen al corazón (arterias coronarias) están afectadas, podrías experimentar lo siguiente:

  • Dolor de pecho
  • Rara vez, ataque cardíaco

La displasia fibromuscular puede provocar desgarros en las paredes de las arterias coronarias, lo que también se llama disección arterial o disección espontánea de arterias coronarias. Los signos y síntomas de la disección espontánea de arterias coronarias pueden ser:

  • Dolor de pecho
  • Dificultad para respirar
  • Sudoración
  • Náuseas

Algunas personas con displasia fibromuscular tienen más de una arteria estenosada (más estrecha).

Cuándo consultar con el médico

Si tienes displasia fibromuscular y experimentas cambios repentinos en la visión, en la capacidad para hablar o debilidad reciente en brazos y piernas, busca atención médica de inmediato. Si tienes cualquiera de los otros signos o síntomas enumerados y te preocupa el riesgo de padecer displasia fibromuscular, consulta con tu médico.

Debido a que esta enfermedad puede ser hereditaria, cuéntale al médico si tienes antecedentes familiares, incluso antes de que presentes algún síntoma, para que esté atento a los cambios que podrían indicar la presencia de displasia fibromuscular. Actualmente no existe ninguna prueba genética para detectar la displasia fibromuscular.

Causas

Si bien se desconoce la causa de la displasia fibromuscular, se cree que existen distintos factores que desempeñan un papel fundamental.

  • Genética. La genética puede ser un factor muy importante en el desarrollo de la displasia fibromuscular.

    Pero, si algún miembro de la familia tiene displasia fibromuscular, tú u otro familiar no tendrán displasia fibromuscular o tendrán la afección en una arteria diferente o tendrán un caso más leve o más grave que la de la displasia fibromuscular de tu pariente. Además, no todas las personas que tienen displasia fibromuscular tienen un pariente con la enfermedad.

  • Hormonas. Debido a que las mujeres tienen displasia fibromuscular con mayor frecuencia que los hombres, las hormonas pueden estar relacionadas con el desarrollo de esta. Sin embargo, la displasia fibromuscular no está relacionada con la cantidad de embarazos que tuvo una mujer, cuándo tuvo partos o si ha tomado pastillas anticonceptivas.
  • Malformación de las arterias. La displasia fibromuscular puede ser causada por insuficiente oxígeno hacia las arterias que irrigan sangre a las paredes de los vasos sanguíneos, lo que produce que los vasos se formen anormalmente.

    También puede ser causada si la posición de las arterias en el cuerpo es anormal o si un medicamento o el tabaco hacen que las arterias se desarrollen anormalmente. Una vez que la arteria se desarrolla anormalmente, un grupo de células se acumula en la pared arterial, haciéndola más estrecha y reduciendo el flujo sanguíneo.

Factores de riesgo

Si bien se desconoce la causa de la displasia fibromuscular, hay varios factores que parecen aumentar el riesgo de padecer el trastorno, entre ellos, los siguientes:

  • Sexo. Las mujeres presentan un riesgo de tener displasia fibromuscular mucho más elevado que los hombres.
  • Edad. Los trastornos fibromusculares suelen diagnosticarse en personas con un poco más de 50 años.
  • Tabaquismo. Los fumadores parecen tener un mayor riesgo de padecer displasia fibromuscular. Para quienes ya han sido diagnosticados con la enfermedad, el tabaquismo constituye un factor de riesgo de displasia fibromuscular más grave.

Complicaciones

La displasia fibromuscular puede causar varias complicaciones. Estas incluyen:

  • Presión arterial alta. Una complicación frecuente de la displasia fibromuscular es la presión arterial alta. El estrechamiento (estenosis) de las arterias aumenta la presión sobre las paredes arteriales, lo que puede provocar daños en las arterias, enfermedades cardíacas o insuficiencia cardíaca.
  • Disección arterial. La displasia fibromuscular puede provocar desgarros en las paredes de las arterias, lo que produce pérdida de sangre dentro de la pared arterial. Este proceso, llamado disección arterial o disección espontánea de arterias coronarias, puede limitar el flujo de sangre al órgano abastecido por la arteria lesionada.
  • Aneurismas. La displasia fibromuscular puede debilitar las paredes de las arterias y formar un bulto llamado aneurisma. La rotura de un aneurisma es una emergencia potencialmente mortal. Puede producirse un aneurisma en cualquier arteria afectada por la displasia fibromuscular.
  • Accidente cerebrovascular. Si una arteria que conduce al cerebro presenta disección o rotura de un aneurisma, puedes tener un accidente cerebrovascular. La presión arterial alta también puede aumentar el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.

Prevención

Por lo general, la displasia fibromuscular no se puede prevenir. Sin embargo, si fumas, dejar de hacerlo puede disminuir las probabilidades de desarrollar displasia fibromuscular.