Análisis y diagnósticos

Escrito por personal de Mayo Clinic

Es probable que el médico sospeche la presencia del factor V Leiden si has tenido uno o más episodios de trombosis o pérdida de embarazo, o si tienes antecedentes familiares fuertes de enfermedad trombótica. El médico puede confirmar que tienes el factor V Leiden mediante un análisis de sangre. Pueden hacerse dos tipos de pruebas:

  • Prueba de resistencia a la proteína C activada. Puede analizarse una muestra de sangre para determinar si es resistente a la proteína C activada, una de las proteínas anticoagulantes que ayudan a controlar el factor V. Esto se conoce como «ensayo de resistencia a la proteína C activada». Si la sangre es resistente a la proteína C activada, es probable que tengas una mutación en el gen del factor V.
  • Análisis genético. El análisis genético se realiza para determinar si tienes una mutación en el gen del factor V. También puede usarse para confirmar los resultados de la prueba de resistencia a la proteína C activada o para determinar si has heredado una o dos copias de la mutación genética.

    Si estás tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes de la sangre), solo puedes hacerte el análisis genético. Los anticoagulantes interfieren con la prueba de resistencia a la proteína C activada.

No se recomienda examinar a los bebés antes o poco después del nacimiento. Los niños que no tienen síntomas de problemas de coagulación tampoco necesitan exámenes. Los coágulos sanguíneos son poco frecuentes, incluso en niños con factor V Leiden. No se recomienda realizar exámenes hasta la edad adulta.

Cuando tu hijo sea adulto, podrá comprender plenamente los riesgos y beneficios de un análisis genético. Es muy probable que tu hijo jamás tenga signos ni síntomas relacionados con el factor V Leiden.

July 14, 2015