Descripción general

La endocarditis es una infección del endocardio, que es el recubrimiento interno de las válvulas y las cavidades cardíacas.

Por lo general, se produce cuando bacterias, hongos u otros gérmenes de otra parte del cuerpo, como la boca, se propagan a través del torrente sanguíneo y se adhieren a zonas dañadas del corazón. Si no se trata rápidamente, la endocarditis puede dañar o destruir las válvulas del corazón y provocar complicaciones que pueden poner en riesgo la vida. Los tratamientos para la endocarditis pueden ser antibióticos y, en ciertos casos, cirugía.

Como hay muchos modos de contraer endocarditis, es posible que el médico no pueda determinar la causa exacta de tu afección. No obstante, las personas con mayor riesgo de sufrir endocarditis son, por lo general, las que tienen daños en las válvulas cardíacas, válvulas cardíacas artificiales u otros defectos cardíacos.

Síntomas

La endocarditis puede desarrollarse de manera lenta o repentina, en función de los gérmenes que causan la infección y de la existencia de algún problema cardíaco de fondo. Los signos y síntomas de la endocarditis pueden variar según la persona.

Algunos signos y síntomas frecuentes de la endocarditis son los siguientes:

  • Síntomas similares a los de la influenza, como fiebre y escalofríos
  • Un soplo cardíaco, que es el sonido que emite la sangre a medida que se desplaza por el corazón, que aparece por primera vez o que difiere del ya existente
  • Fatiga
  • Dolor en las articulaciones y los músculos
  • Sudoraciones nocturnas
  • Dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho al respirar
  • Hinchazón en los pies, las piernas o el abdomen

La endocarditis también puede provocar síntomas que son menos frecuentes. Algunos de ellos son:

  • Adelgazamiento sin causa aparente
  • Sangre en la orina, que tú podrías ver o que el médico podría observar al analizar la orina con un microscopio
  • Dolor ligero en el bazo, que es un órgano abdominal que combate las infecciones y que está ubicado justo debajo de la caja torácica en el lado izquierdo del cuerpo
  • Lesiones de Janeway, que son manchas rojas en la planta del pie o en la palma de la mano
  • Nódulos de Osler, que son manchas sensibles de color rojo que aparecen debajo de la piel de los dedos de la mano o del pie
  • Petequias, que son manchas pequeñas de color púrpura o rojo que aparecen en la piel, en la parte blanca de los ojos o en el interior de la boca

Cuándo consultar al médico

Si tienes signos o síntomas de endocarditis que no desaparecen, consulta con el médico lo antes posible, especialmente, si presentas factores de riesgo para esta infección grave, como un defecto cardíaco o un caso anterior de endocarditis.

Aunque otros trastornos de menor gravedad pueden causar signos y síntomas similares, no lo sabrás con certeza hasta que te examine el médico.

Causas

La endocarditis ocurre cuando los gérmenes ingresan en el torrente sanguíneo, llegan al corazón y se adhieren a las válvulas cardíacas anormales o tejido cardíaco dañado. Ciertos tipos de bacterias causan la mayoría de los casos, pero los hongos u otros microorganismos también pueden ser responsables.

Por lo general, el sistema inmunitario destruye las bacterias nocivas que alcanzan el torrente sanguíneo. Incluso si las bacterias llegan al corazón, pueden pasar a través de este sin causar ninguna infección. Sin embargo, las bacterias que se alojan en la boca, la garganta u otras partes del cuerpo, como la piel o el intestino, a veces, pueden producir infecciones graves como la endocarditis en las circunstancias adecuadas.

Las bacterias, los hongos y otros gérmenes que provocan endocarditis podrían ingresar en el torrente sanguíneo a través de lo siguiente:

  • Actividades orales cotidianas. Cepillarte los dientes u otras actividades que podrían hacer que te sangren las encías pueden permitir que las bacterias ingresen al torrente sanguíneo, especialmente si no utilizas hilo dental o si los dientes y encías no son saludables.
  • Una infección u otra afección médica. Las bacterias pueden propagarse desde un área infectada, como llagas en la piel. Otras afecciones, como la enfermedad de las encías, una infección de transmisión sexual o ciertos trastornos intestinales, como la enfermedad intestinal inflamatoria, también permiten que las bacterias ingresen al torrente sanguíneo.
  • Catéteres. Las bacterias pueden ingresar al cuerpo a través de un catéter, un tubo delgado que los médicos usan a veces para inyectar o extraer líquidos del cuerpo. Lo más probable es que ocurra si el catéter permanece colocado durante mucho tiempo.
  • Agujas que se utilizan para tatuajes y piercings en el cuerpo. Las bacterias que pueden causar endocarditis también pueden ingresar al torrente sanguíneo a través de agujas utilizadas para tatuajes o piercing corporal.
  • Consumo de drogas ilegales por vía intravenosa. Las agujas y jeringas contaminadas son una preocupación especial para las personas que usan drogas ilegales por vía intravenosa, como la heroína y la cocaína. En general, las personas que consumen estos tipos de drogas no tienen acceso a agujas ni jeringas nuevas y limpias.
  • Determinados procedimientos dentales. Algunos procedimientos dentales pueden cortar las encías y permitir el ingreso de bacterias en el torrente sanguíneo.

Las bacterias pueden adherirse más fácilmente a la capa interna del corazón (endocardio) si su superficie es áspera. También es más probable que contraigas endocarditis si tienes las válvulas cardíacas deficientes, enfermas o dañadas. No obstante, la endocarditis ocurre ocasionalmente en personas previamente sanas.

Factores de riesgo

Si tu corazón está sano, es menos probable que tengas endocarditis, aunque puede ser posible. Los gérmenes que causan la infección suelen adherirse y multiplicarse en las válvulas cardíacas dañadas o implantadas quirúrgicamente, o en el endocardio que tiene una superficie áspera.

Las personas que corren un mayor riesgo de tener endocarditis son quienes tienen:

  • Válvulas cardíacas artificiales. Los gérmenes son más propensos a adherirse a una válvula cardíaca artificial (protésica) que a una válvula cardíaca normal.
  • Defectos cardíacos congénitos. Si naciste con determinados tipos de defectos cardíacos, por ejemplo, válvulas cardíacas irregulares o con anomalías, el corazón puede ser más sensible a sufrir infecciones.
  • Antecedentes de endocarditis. La endocarditis puede dañar las válvulas y el tejido cardíacos, lo que aumenta el riesgo de padecer una infección cardíaca en el futuro.
  • Válvulas cardíacas dañadas. Determinadas enfermedades, como la fiebre reumática o algunas infecciones, pueden dañar las válvulas cardíacas, o dejar una o más cicatrices en ellas. Por este motivo, pueden ser más propensas a sufrir endocarditis.
  • Antecedentes de consumo de drogas ilegales por vía intravenosa. Las personas que consumen drogas ilegales inyectables tienen mayor riesgo de tener endocarditis. Es posible que las agujas utilizadas para inyectar drogas estén contaminadas con las bacterias que causan la endocarditis.

Complicaciones

En la endocarditis, el corazón presenta agrupaciones bacterianas y de fragmentos celulares que se forman en el lugar de la infección. Estas agrupaciones, que se denominan «vegetaciones», pueden desprenderse y desplazarse a los pulmones, el cerebro, los órganos abdominales, los riñones o las extremidades. En consecuencia, la endocarditis puede causar varias complicaciones graves, entre ellas:

  • Problemas de corazón, como soplos cardíacos, daños en las válvulas cardíacas e insuficiencia cardíaca
  • Accidente cerebrovascular
  • Convulsiones
  • Pérdida de la capacidad de mover todo o parte del cuerpo (parálisis)
  • Bolsas de pus (abscesos) que se forman en el corazón, el cerebro, los pulmones y otros órganos
  • Embolia pulmonar, una vegetación infectada que se desplaza a los pulmones y bloquea una arteria pulmonar
  • Daño renal
  • Agrandamiento del bazo

Prevención

Puedes ayudar a prevenir la endocarditis de muchas formas, entre ellas las siguientes:

  • Conoce los signos y síntomas frecuentes de la endocarditis. Consulta con el médico inmediatamente si tienes cualquier signo o síntoma, especialmente fiebre que no desaparece, fatiga inexplicable, cualquier tipo de infección en la piel, heridas abiertas o llagas que no se curan correctamente.
  • Presta especial atención a tu salud dental: cepíllate los dientes y encías, y usa hilo dental con frecuencia, además de realizarte chequeos dentales periódicos.
  • Evita procedimientos que puedan provocar infecciones en la piel, como tatuajes y piercings corporales.

Antibióticos preventivos

Ciertos procedimientos médicos y dentales pueden permitir el ingreso de bacterias en el torrente sanguíneo. Para algunas personas con enfermedad cardíaca o válvulas cardíacas enfermas o dañadas, tomar antibióticos antes de estos procedimientos puede ayudar a eliminar o a controlar las bacterias nocivas que pueden provocar endocarditis. Esto se debe a que esas personas tienen mayor riesgo de padecer endocarditis después de los procedimientos.

En el pasado, los médicos daban antibióticos a muchas personas antes de los procedimientos dentales y de otros procedimientos quirúrgicos, como los del intestino o las vías urinarias, incluso si no tenían alto riesgo de padecer endocarditis. Sin embargo, ya no se recomiendan antibióticos antes de todos los procedimientos dentales o de otros tratamientos quirúrgicos, ni para todas las personas. A medida que los médicos fueron obteniendo más información sobre la prevención de la endocarditis, se dieron cuenta de que es mucho más probable contraerla por la exposición a gérmenes aleatorios que por una cirugía o un examen dental estándar.

Si tienes riesgo de padecer endocarditis, infórmaselo al médico y al dentista antes de someterte a cualquier procedimiento dental. Ellos decidirán si necesitas antibióticos antes de un procedimiento dental.

Es importante cuidar los dientes cepillándolos y usando hilo dental, ya que los médicos tienen la preocupación de que las infecciones de la boca a raíz de una higiene bucal deficiente pueden aumentar el riesgo de que los gérmenes ingresen en el torrente sanguíneo. Además de cepillarte y usar hilo dental, los exámenes dentales periódicos son una parte importante del mantenimiento de una buena salud bucal.

Experiencia en Mayo Clinic e historias de pacientes

Nuestros pacientes nos informan que la calidad de sus interacciones, nuestra atención al detalle y la eficiencia de sus visitas constituyen un cuidado de la salud que nunca antes habían experimentado. Mira las historias de pacientes satisfechos de Mayo Clinic.

  1. Stroke at 36 Comes as Shock, Reveals Deeper Issues

    Scott Gunderson is a typical working father of three young children. His days typically are full of meetings, play dates, golf games and helping manage his busy family?s calendar. You likely wouldn't guess that the 38-year-old from Chippewa Falls, Wisconsin, is a stroke survivor and heart valve patient. In 2013, Scott suffered a stroke that [...]

Sept. 21, 2018
References
  1. Endocarditis. Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (National Heart, Lung, and Blood Institute). http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/endo/. Último acceso: 3 de marzo de 2017.
  2. Karchmer A. Infective endocarditis (Endocarditis infecciosa). Harrison’s Principles of Internal Medicine (Principios de Medicina Interna de Harrison). http://accessmedicine.mhmedical.com/content.aspx?sectionid=79733720&bookid=1130&... Último acceso: 24 de febrero de 2017.
  3. Sexton DJ, et al. Epidemiology, risk factors, and microbiology of infective endocarditis (Epidemiología, factores de riesgo y microbiología de la endocarditis infecciosa). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 24 de febrero de 2017.
  4. Sexton DJ, et al. Clinical manifestations and evaluation of adults with suspected native valve endocarditis (Manifestaciones clínicas y evaluación de adultos con posible endocarditis de válvulas nativas). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 24 de febrero de 2017.
  5. Spelman D, et al. Complications and outcomes of infective endocarditis (Complicaciones y resultados de la endocarditis infecciosa). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 3 de marzo de 2017.
  6. Sexton DJ, et al. Antimicrobial therapy of native valve endocarditis (Tratamiento antimicrobiano de la endocarditis de válvulas nativas). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 3 de marzo de 2017.
  7. What is infective endocarditis? (¿Qué es la endocarditis infecciosa?). American Heart Association (Asociación Americana del Corazón). http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/More/HeartValveProblemsandDisease/Heart-Valves-and-Infective-Endocarditis_UCM_450448_Article.jsp#.WOUJ42czXIV. Último acceso: 14 de marzo de 2017.