La dificultad para tragar (disfagia) significa que tu cuerpo necesita más tiempo y esfuerzo para mover los alimentos o líquidos de tu boca a tu estómago. La disfagia también puede asociarse con el dolor. En algunos casos, tragar puede ser imposible.

La dificultad ocasional para tragar, que puede producirse cuando comes demasiado rápido o no masticas bien tu comida, no suele ser motivo de preocupación. Sin embargo, la disfagia persistente puede indicar un trastorno médico serio que necesita tratamiento.

La disfagia puede manifestarse a cualquier edad, pero es más común en adultos mayores. Las causas de los problemas al tragar varían y los tratamientos dependen de la causa.

Oct. 15, 2014