Existen muchos medidores de glucosa en sangre disponibles. A continuación, te explicamos cómo elegir uno que se adapte a tus necesidades y a tu estilo de vida.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Si tienes diabetes, es probable que necesites un medidor de glucosa en sangre para medir y poder ver la cantidad de azúcar (glucosa) que tienes en la sangre. El ejercicio, los alimentos, los medicamentos, el estrés y otros factores pueden afectar tu nivel de glucosa en sangre. Utilizar un medidor de glucosa en sangre puede ayudarte a controlar mejor la diabetes al realizar un seguimiento de los cambios en tu nivel de glucosa en sangre.

Hay muchos tipos de medidores de glucosa en sangre disponibles, desde modelos básicos hasta modelos más avanzados con múltiples características y opciones. El costo de los medidores de glucosa en sangre y las tiras reactivas varía, al igual que la cobertura de las aseguradoras. Evalúa tus opciones antes de decidir qué modelo comprar.

Al seleccionar un medidor de glucosa en sangre, es útil conocer los conceptos básicos acerca de cómo funcionan estos instrumentos. Para usar la mayoría de los medidores de glucosa en sangre, primero debes introducir una tira reactiva en el dispositivo. Luego, pinchas la yema de un dedo limpia con una aguja especial (lanceta) para obtener una gota de sangre. Debes tocar cuidadosamente la sangre con la tira reactiva y esperar a que aparezca la lectura de la glucosa en sangre en la pantalla.

Cuando se usan y almacenan correctamente, por lo general, los medidores de glucosa en sangre miden la glucosa con precisión. Difieren en el tipo y la cantidad de funciones que ofrecen. A continuación te presentamos varios factores a tener en cuenta al escoger un medidor de glucosa en sangre:

  • Cobertura de seguro. Consulta los detalles de la cobertura con tu compañía de seguros. Algunas compañías de seguros limitan la cobertura a determinados modelos o limitan la cantidad total de tiras reactivas permitidas.
  • Costo. Los medidores tienen diferentes precios. Asegúrate de tener en cuenta el costo de las tiras reactivas.
  • Facilidad de uso y mantenimiento. Algunos medidores son más fáciles de usar que otros. ¿El medidor y las tiras reactivas son cómodos y fáciles de sostener? ¿Puedes ver bien los números en la pantalla? ¿Es fácil colocar la sangre en las tiras? ¿Cuán grande es la gota de sangre que requiere?
  • Funciones especiales. Pregunta por las funciones para ver cuáles satisfacen tus necesidades. Las funciones especiales pueden ser botones y tiras reactivas grandes y fáciles de manipular, pantallas iluminadas y audio, lo que puede resultar útil para las personas con deficiencia visual.
  • Almacenamiento y recuperación de la información. Ten en cuenta la forma en que el medidor almacena y recupera la información. Algunos monitorean todo lo que normalmente escribirías en un registro, como la hora y la fecha de una prueba, el resultado y las tendencias a lo largo del tiempo. Algunos medidores ofrecen la posibilidad de descargar tus lecturas de glucosa en sangre a una computadora o un dispositivo móvil, y luego enviar los resultados de las pruebas por correo electrónico a tu médico.
  • Apoyo. Muchos fabricantes de medidores adjuntan un número sin cargo al que puedes llamar para solicitar ayuda. Busca un medidor con instrucciones claras que indiquen la manera correcta de usar el medidor. Algunos fabricantes ofrecen manuales del usuario en sus sitios web.

Aunque los pinchazos en los dedos continúan siendo el estándar de oro para el control del nivel de azúcar en sangre, los investigadores están desarrollando productos diseñados para sacar el «¡ay!» del proceso. Consulta con tu médico sobre estas alternativas.

Dispositivo Cómo funciona Consideraciones
Monitor de sitio alternativo Permite la toma de muestras de sangre de partes probablemente menos dolorosas que el dedo, como el brazo, la palma de la mano o el muslo Aunque estas no son tan precisas como las muestras de la yema del dedo cuando el nivel de azúcar en sangre sube o baja rápidamente
Análisis continuo de la glucosa Utiliza un sensor colocado debajo de la piel para medir el nivel de azúcar en sangre; trasmite cada lectura a un dispositivo de grabación pequeño que se usa en el cuerpo; suena una alarma si el nivel de azúcar en sangre es muy bajo o muy alto Costoso, requiere el reemplazo del sensor cada tres a siete días, depende de la marca; se debe controlar el nivel de azúcar en sangre con un monitor tradicional para confirmar las lecturas y programar el dispositivo

Si analizaste los costos, la características y otras consideraciones, y aún no sabes qué medidor de glucosa en sangre comprar, pídele recomendación al médico o al educador en diabetes.

Dec. 17, 2016