A algunas mujeres, a menudos les recomiendan jugo o tabletas de arándanos que contengan proantocianidina para ayudar a reducir el riesgo de contraer infecciones recurrentes de la vejiga. Sin embargo, estudios recientes sugieren que es menos efectivo de lo que se pensaba anteriormente. Algunos estudios más pequeños demostraron un pequeño beneficio, pero los estudios a mayor escala no encontraron beneficios significativos.

Como remedio casero, evita el jugo de arándanos si te encuentras tomando warfarina (Coumadin), un medicamento anticoagulante. Las posibles interacciones entre el jugo de arándanos y la warfarina pueden ocasionar sangrado.

Aunque estas medidas preventivas de cuidado personal no han sido estudiadas en profundidad, los médicos a veces recomiendan lo siguiente para las infecciones repetidas de la vejiga:

  • Beber mucho líquido, especialmente agua. Beber mucho líquido es especialmente importante si estas recibiendo quimioterapia o radioterapia, particularmente durante los días de tratamiento.
  • Orinar con frecuencia. Si sientes la urgencia de orinar, no te demores en hacerlo.
  • Lava de adelante hacia atrás luego de la evacuación intestinal. Esto evita que las bacterias de la región anal se extiendan hacia la vagina y la uretra.
  • Tomar duchas en lugar de baños de inmersión. Si eres susceptible a contraer infecciones, tomar duchas en lugar de baños de inmersión podría ayudarte a evitarlas.
  • Lavar suavemente la piel alrededor de la vagina y el ano Haz esto a diario, pero no utilices jabones fuertes ni laves en exceso. La piel delicada alrededor de estas áreas puede irritarse.
  • Vaciar la vejiga lo antes posible luego de mantener relaciones sexuales. Bebe un vaso lleno de agua para ayudar a purgar las bacterias.
  • Evitar el uso de desodorantes en aerosol u otros productos femeninos en la zona de los genitales. Estos productos pueden irritar la uretra y la vejiga.
March 18, 2015