En general, la costocondritis no tiene una causa clara. Sin embargo, en ocasiones, la costocondritis puede ser provocada por los siguientes factores:

  • Lesiones. Un golpe en el pecho es un ejemplo.
  • Tensión física. Levantar cosas pesadas, hacer ejercicios intensos y tener tos intensa pueden estar asociados a la costocondritis.
  • Artritis. La costocondritis podría estar relacionada con problemas específicos, como la artrosis, la artritis reumatoide o la espondiloartritis anquilosante.
  • Infección en la articulación. Los virus, las bacterias y los hongos (como la tuberculosis, la sífilis y la aspergilosis) pueden infectar la articulación de las costillas.
  • Tumores. Los tumores cancerosos y no cancerosos pueden causar costocondritis. El cáncer puede desplazarse a la articulación desde otra parte del cuerpo, como las mamas, la tiroides o los pulmones.
March 20, 2015