Descripción general

La degeneración corticobasal, también denominada síndrome corticobasal, es una afección rara en la cual ciertas áreas del cerebro se encogen y las células nerviosas degeneran y mueren con el tiempo. Esta enfermedad afecta el área del cerebro que procesa la información y las estructuras cerebrales que controlan el movimiento. Esta degeneración resulta en una creciente dificultad de movimiento en uno o ambos lados del cuerpo.

La afección puede causar problemas de coordinación, rigidez, dificultad para pensar, problemas con el habla o el lenguaje, u otros problemas.

Síntomas

Los signos y síntomas de la degeneración corticobasal (síndrome corticobasal) incluyen los siguientes:

  • Dificultad para moverse en uno o ambos lados del cuerpo, que empeora con el tiempo
  • Coordinación deficiente
  • Problemas con el equilibrio
  • Rigidez
  • Posturas anormales de las manos o los pies, como una mano que forma un puño cerrado
  • Espasmos musculares
  • Dificultad para tragar
  • Movimientos oculares anormales
  • Problemas con el pensamiento y las habilidades del lenguaje
  • Problemas en el habla, como lentitud o interrupciones al hablar
  • Dificultad para tragar

La degeneración corticobasal avanza a lo largo de seis a ocho años. Con el paso del tiempo, las personas con esta afección pierden la capacidad de caminar.

Causas

La degeneración corticobasal (síndrome corticobasal) puede deberse a varias patologías subyacentes. Lo más habitual es que la degeneración corticobasal se caracterice por una acumulación de tau en las neuronas cerebrales, lo que puede provocar su deterioro y los síntomas de la degeneración corticobasal. La mitad de las personas que tienen signos y síntomas de degeneración corticobasal tienen esta enfermedad. La segunda causa más común de la degeneración corticobasal es la enfermedad de Alzheimer atípica.

Otras causas son la parálisis supranuclear progresiva, la enfermedad de Pick y la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob.

Complicaciones

Los síntomas de la degeneración corticobasal (síndrome corticobasal) progresan hasta causar complicaciones graves, como pulmonía, coágulos de sangre en los pulmones o septicemia, que es una respuesta posiblemente mortal a una infección. En última instancia, las complicaciones de la degeneración corticobasal causan la muerte.