Descripción general

Las verrugas comunes son bultos pequeños y granulosos en la piel que se producen con mayor frecuencia en los dedos o en las manos. Ásperas al tacto, las verrugas comunes también generalmente presentan un patrón de pequeños puntos negros, a veces llamadas «semillas», que son pequeños vasos sanguíneos coagulados.

Las verrugas comunes se producen por un virus y se transmiten mediante el tacto. Los niños y adultos jóvenes tienen mayores probabilidades de tener verrugas comunes, así como las personas que tienen un sistema inmunitario debilitado. Las verrugas comunes generalmente desaparecen por sí solas, pero muchas personas deciden quitarlas porque les resultan molestas o vergonzosas.

Síntomas

Las verrugas comunes generalmente aparecen en los dedos o las manos y pueden ser:

  • Bultos pequeños, carnosos y granulosos
  • De color piel, blanco, rosa o tostado
  • Rugosos al tacto
  • Cubiertos con puntitos negros que son pequeños vasos sanguíneos coagulados

Cuándo consultar al médico

Consulta con tu médico sobre las verrugas comunes si:

  • Los bultos son dolorosos o cambian de aspecto o color
  • Has intentado tratar las verrugas pero persisten, se extienden o reaparecen
  • Los bultos son molestos e interfieren con tus actividades
  • Tu sistema inmunitario está debilitado debido a medicamentos inmunodepresores, VIH/sida u otros trastornos del sistema inmunitario
  • No estás seguro de si los bultos son verrugas

Causas

Las verrugas comunes son provocadas por una infección con el virus del papiloma humano (VPH). Existen más de 100 tipos del VPH, pero solo unos pocos provocan verrugas en las manos. Es más probable que otros tipos del VPH causen verrugas en los pies y en otras áreas de la piel y las membranas mucosas. La mayoría de los tipos del VPH provocan trastornos relativamente inofensivos, como verrugas comunes, mientras que otros pueden provocar enfermedades graves, como el cáncer de cuello uterino.

Te pueden salir verrugas por el contacto piel con piel con personas que tienen verrugas. Si tienes verrugas, puedes propagar el virus a otros lugares de tu cuerpo. También puedes contraer el virus de la verruga indirectamente al tocar algo que estuvo en contacto con la verruga de otra persona, por ejemplo una toalla o equipos de gimnasia. El virus generalmente se propaga a través de grietas en la piel, como padrastros o raspones. Morderte las uñas también puede hacer que las verrugas se extiendan sobre la punta de los dedos y alrededor de las uñas.

El sistema inmunitario de cada persona responde al VPH de forma diferente; por eso, no todas las personas que entran en contacto con el virus desarrollan verrugas.

Factores de riesgo

Las personas con mayor riesgo de desarrollar verrugas frecuentes son:

  • Niños y adultos jóvenes
  • Las personas con sistemas inmunitarios debilitados, como aquellas con VIH/sida o que han tenido trasplantes de órganos

Prevención

Para reducir el riesgo de verrugas comunes:

  • Evita el contacto directo con las verrugas. Incluso con tus propias verrugas.
  • No te toques las verrugas. Si las tocas, se puede extender el virus.
  • No uses la misma lima de uña, piedra pómez o cortaúñas que usaste en la piel o las uñas sanas en las verrugas.
  • No te comas las uñas. Las verrugas aparecen con más frecuencia en la piel quebrada. Morderse la piel alrededor de las uñas posibilita el desarrollo del virus.
  • Acicálate con cuidado. Usa una piedra pómez descartable. Evita cepillarte, cortarte o afeitarte las áreas que tienen verrugas. Si debes afeitarte, usa una afeitadora eléctrica.
  • Lávate las manos con cuidado después de tocarte las verrugas, o superficies tales como equipos para ejercicios compartidos.
April 09, 2015
References
  1. Goldstein BG, et al. Cutaneous warts (Verrugas cutáneas). http://www.uptodate.com/index. Último acceso: 18 de febrero de 2015.
  2. Ferri FF. Warts (Verrugas). En: Ferri’s Clinical Advisor 2015: 5 books in 1 (Consejos clínicos de Ferri 2015: 5 libros en 1). Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2015. http://www.clinicalkey.com Último acceso: 16 de febrero de 2015.
  3. Kwok CS, et al. Topical treatments for cutaneous warts (Tratamientos tópicos para las verrugas cutáneas). Cochrane Database of Systematic Reviews (Base de datos Cochrane de revisiones sistemáticas). http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/14651858.CD001781.pub3/abstract. Último acceso: 16 de febrero de 2015.
  4. AskMayoExpert. Nongenital warts (adult and pediatric) (Verrugas no genitales [en adultos y niños]). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2014.
  5. Bruggink SC, et al. Natural course of cutaneous warts among primary schoolchildren: A prospective cohort study (Evolución natural de las verrugas cutáneas presentes en niños de edad escolar: un estudio de cohortes prospectivo). Annals of Family Medicine (Anales de Medicina de Familia). 2013;11:437.
  6. Warts (Verrugas). American Academy of Dermatology (Academia Estadounidense de Dermatología). http://www.aad.org/dermatology-a-to-z/diseases-and-treatments/u---w/warts. Último acceso: 2 de marzo de 2015.
  7. Lunch MD, et al. Management of cutaneous viral warts (Control de verrugas cutáneas virales). BMJ. 2014;348:g3339.
  8. Kellerman RD. Diseases of the skin (Enfermedades de la piel). En: Conn’s Current Therapy 2015 (La terapia actual de Conn 2015). Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 2 de marzo de 2015.
  9. Algunos medicamentos para quitar verrugas son inflamables. Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU., actualización para consumidores. http://www.fda.gov/ForConsumers/ConsumerUpdates/ucm381429.htm?source=govdelivery&utm_medium=email&utm_source=govdelivery. Último acceso: 16 de marzo de 2015.