¿Tomas aspirina o paracetamol (acetaminofeno) cada vez que tienes dolor de cabeza? Para algunos tipos de dolores de cabeza, este no es el mejor abordaje. A continuación te explicamos el por qué.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Te duele la cabeza. ¡De nuevo! El primer paso para aliviar los dolores de cabeza frecuentes consiste en determinar el tipo de dolor de cabeza al que te enfrentas. Algunas veces, los dolores de cabeza son un síntoma de otra enfermedad o afección; otras, ocurren sin una causa clara.

Observa con detenimiento los signos y síntomas del dolor de cabeza. El médico podría sugerirte que lleves un diario de los dolores de cabeza para ayudarlo a diagnosticar el tipo de dolor de cabeza. Anota el momento en que aparecen los dolores de cabeza, los síntomas concomitantes y todos los posibles desencadenantes, como alimentos, cambios en el sueño o estrés.

Dolores de cabeza de tipo tensional, el tipo de dolor de cabeza más frecuente:

  • Quizás se sientan como una banda ajustada de dolor alrededor de la cabeza, un dolor sordo o presión
  • Pueden provocar dolor de leve a moderado en ambos lados de la cabeza
  • Pueden desencadenarse por estrés, tensión en el cuello, depresión, ansiedad, falta de sueño o por omitir una comida
  • Su frecuencia puede variar ampliamente
    • Pueden ser ocasionales
    • Pueden presentarse más de 15 días en el mes (crónicos)
  • Duran de 30 minutos a una semana

Tratamiento

La mayoría de los dolores de cabeza de tipo tensional intermitentes se tratan fácilmente con medicamentos de venta libre, como por ejemplo:

  • Aspirina
  • Ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros)
  • Paracetamol/Acetaminofeno (Tylenol, otros)

Los medicamentos recetados que se toman a diario, como los antidepresivos tricíclicos, pueden controlar los dolores de cabeza de tipo tensional. Los medicamentos combinados con terapias de comportamiento pueden ser más eficaces.

Además, pueden ser de ayuda las terapias alternativas orientadas a la reducción del estrés. Estos son algunos de ellos:

  • Meditación
  • Entrenamiento en relajación
  • Terapia cognitivo-conductual
  • Biorretroalimentación
  • Masajes y estiramiento del cuello con suavidad
  • Terapia de calor (compresa caliente o ducha)

Las migrañas afectan tres veces más a las mujeres que a los hombres. Las migrañas pueden hacer lo siguiente:

  • Causar dolor moderado a intenso que puede ser pulsátil
  • Provocar náuseas, vómitos o aumento de la sensibilidad a la luz o al sonido
  • Afectar a un solo lado de la cabeza o ambos
  • Empeorar con las actividades diarias
  • Durar entre 4 y 72 horas si no se tratan

Tratamiento

El tratamiento contra la migraña apunta a aliviar los síntomas y a prevenir ataques adicionales. Si sabes qué provoca las migrañas, evitar esos desencadenantes y aprender a controlarlos puede ayudar a prevenir y a disminuir el dolor de la migraña. El tratamiento puede comprender:

  • Descansar en una habitación tranquila y oscura
  • Aplicarse compresas calientes o frías en la cabeza o en el cuello
  • Masajes y pequeñas cantidades de cafeína
  • Medicamentos de venta libre, como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros), el paracetamol/acetaminofeno (Tylenol u otros) y la aspirina
  • Medicamentos con receta médica, incluidos los triptanos, como el sumatriptán (Imitrex) y el zolmitriptán (Zomig)
  • Medicamentos preventivos, como el tartrato de metoprolol (Metoprolol, Lopressor), el propranolol (Propranolol HCL), la amitriptilina, el divalproato sódico (Depakote, Depakote ER, Depakote Sprinkle) o el topiramato (Topamax)
  • Estimulación magnética transcraneal (terapia en la que se usan corrientes eléctricas para estimular las neuronas en el cerebro) para la migraña con aura

Los dolores de cabeza tensionales crónicos y las migrañas crónicas son dos tipos de dolores de cabeza crónicos diarios, que son los que ocurren durante 15 días o más por mes. Otros tipos frecuentes de dolores de cabeza crónicos diarios incluyen la hemicránea continua (un dolor de cabeza de un solo lado que puede sentirse como una migraña) y los nuevos dolores de cabeza diarios constantes (dolores de cabeza que generalmente ocurren en personas que no suelen tener dolores de cabeza y se producen a diario).

Estos tipos de dolores de cabeza se caracterizan por su frecuencia y su duración. Los síntomas y las características varían con el tiempo y según los tipos de dolores de cabeza crónicos diarios.

También existen varios tipos de dolores de cabeza crónicos diarios poco frecuentes, incluidos los dolores de cabeza hípnicos, que generalmente ocurren después de los 50 años y pueden hacer que te despiertes. Por ese motivo, se denominan «dolores de cabeza despertador». Los dolores de cabeza punzantes primarios (que duran unos pocos segundos y pueden ocurrir varias veces durante el día), los dolores de cabeza primarios por esfuerzo físico (por toser o hacer actividad física) y las hemicráneas paroxísticas crónicas (dolores de cabeza agudos de un solo lado que pueden causar lagrimeo o congestión nasal) también son tipos de dolores de cabeza crónicos diarios.

Tratamiento

El tratamiento de una enfermedad o afección de fondo suele detener los dolores de cabeza crónicos diarios. Si los dolores de cabeza no son causados por otro problema de salud, el tratamiento se centra en los medicamentos preventivos.

Para las migrañas crónicas, por ejemplo, los antidepresivos tricíclicos (amitriptilina) pueden prevenir futuras migrañas.

La cefalea en racimos ocurre de forma intermitente durante semanas en el transcurso de algunos meses. Estos dolores de cabeza son poco frecuentes, pero afectan con mayor frecuencia a los hombres y los fumadores. La cefalea en racimos presenta las siguientes características:

  • Se presenta y evoluciona rápidamente, y se intensifica en cuestión de minutos
  • Suele manifestarse a la misma hora del día o la noche
  • Puede ocurrir varias veces al día en un período de brotes
  • Suele afectar un solo lado de la cabeza, en general, detrás de un ojo
  • Puede provocar lagrimeo, enrojecimiento o inflamación del ojo del lado de la cabeza afectado
  • Provoca catarro o congestión nasal
  • Suele durar entre 15 minutos y 3 horas
  • Puede provocar agitación o sensación de intranquilidad

Tratamiento

La cefalea en racimos suele desaparecer rápidamente; por lo tanto, los tratamientos deben ser de rápida acción. Algunos de los tratamientos son los siguientes:

  • Medicamentos inyectables, como sumatriptán (Imitrex, Sumavel Dosepro, otros), para proporcionar alivio rápido durante un ataque
  • Atomizadores nasales con triptano de venta con receta médica, como zolmitriptán (Zomig NS) o sumatriptán (Imitrex atomizador nasal)
  • Oxigenoterapia (respirar oxígeno puro a través de una mascarilla)
  • Medicamentos preventivos, como verapamilo (Verapamil HCL, Verelan, otros)

Los dolores de cabeza por uso excesivo de medicamentos se producen a causa del abuso de analgésicos para el dolor de cabeza durante al menos tres meses. Aparecen al menos 15 días al mes y, a menudo, se producen junto con dolores de cabeza crónicos diarios. Tomar analgésicos varias veces por mes puede aumentar el riesgo de padecer dolores de cabeza por uso excesivo de medicamentos.

Los dolores de cabeza por uso excesivo de medicamentos, también llamados «dolores de cabeza por efecto rebote», tienen las siguientes características:

  • Pueden ser dolores sordos, intensos, pulsátiles o latentes
  • Pueden despertarte temprano por la mañana y persistir durante todo el día
  • Pueden ser más dolorosos cuando desaparece el efecto del medicamento
  • Se producen todos o casi todos los días
  • A veces, causan náuseas, dificultad para concentrarse o irritabilidad

Tratamiento

El tratamiento típico consiste en suspender los medicamentos que provocan los dolores de cabeza. A veces, es necesario reducir la dosis de forma gradual, mientras que otras veces se suspenden los medicamentos por completo.

Es posible que necesites medicamentos preventivos u otros tratamientos, llamados «terapia de puente», para controlar el dolor mientras dejas los medicamentos que desencadenaron los dolores de cabeza por uso excesivo. El médico te ayudará a encontrar la mejor opción.

Busca evaluación de urgencia si experimentas lo siguiente:

  • Dolor de cabeza muy intenso y repentino
  • Dolor de cabeza después de una lesión en la cabeza o de una caída
  • Fiebre, rigidez en el cuello, sarpullido, desorientación, convulsiones, visión doble, debilidad, entumecimiento o dificultad para hablar
  • Dolor que empeora a pesar del tratamiento

Estos síntomas indican una afección subyacente más grave; por lo tanto, es importante obtener un diagnóstico y tratamiento rápidos.

Casi todas las personas tienen dolores de cabeza, pero la mayoría no son motivo de preocupación. Sin embargo, si los dolores de cabeza afectan las actividades diarias, el trabajo o la vida personal, es momento de hacer algo al respecto. Los dolores de cabeza no siempre pueden prevenirse, pero el médico puede ayudarte a controlar los síntomas.

June 13, 2018