¿Tomas aspirina o paracetamol (acetaminofeno) cada vez que tienes dolor de cabeza? Para algunos tipos de dolores de cabeza, este no es el mejor abordaje. A continuación te explicamos el por qué.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Te duele la cabeza. ¡De nuevo! El primer paso para aliviar los dolores de cabeza frecuentes consiste en determinar el tipo de dolor de cabeza al que te enfrentas. Algunas veces, los dolores de cabeza son un síntoma de otra enfermedad o afección; otras, ocurren sin una causa clara.

Observa con detenimiento los signos y síntomas del dolor de cabeza. El médico podría sugerirte que lleves un diario de los dolores de cabeza para ayudarlo a diagnosticar el tipo de dolor de cabeza. Anota el momento en que aparecen los dolores de cabeza, los síntomas concomitantes y todos los posibles desencadenantes, como alimentos, cambios en el sueño o estrés.

Dolores de cabeza de tipo tensional, el tipo de dolor de cabeza más frecuente:

  • Quizás se sientan como una banda ajustada de dolor alrededor de la cabeza, un dolor sordo o presión
  • Pueden provocar dolor de leve a moderado en ambos lados de la cabeza
  • Pueden desencadenarse por estrés, tensión en el cuello, depresión, ansiedad, falta de sueño o por omitir una comida
  • Su frecuencia puede variar ampliamente
    • Pueden ser ocasionales
    • Pueden presentarse más de 15 días en el mes (crónicos)
  • Duran de 30 minutos a una semana

Tratamiento

La mayoría de los dolores de cabeza de tipo tensional intermitentes se tratan fácilmente con medicamentos de venta libre, como por ejemplo:

  • Aspirina
  • Ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros)
  • Paracetamol/Acetaminofeno (Tylenol, otros)

Los medicamentos recetados que se toman a diario, como los antidepresivos tricíclicos, pueden controlar los dolores de cabeza de tipo tensional. Los medicamentos combinados con terapias de comportamiento pueden ser más eficaces.

Además, pueden ser de ayuda las terapias alternativas orientadas a la reducción del estrés. Estos son algunos de ellos:

  • Meditación
  • Entrenamiento en relajación
  • Terapia cognitivo-conductual
  • Biorretroalimentación
  • Masajes y estiramiento del cuello con suavidad
  • Terapia de calor (compresa caliente o ducha)

Las migrañas afectan tres veces más a las mujeres que a los hombres. Las migrañas pueden hacer lo siguiente:

  • Causar dolor moderado a intenso que puede ser pulsátil
  • Provocar náuseas, vómitos o aumento de la sensibilidad a la luz o al sonido
  • Afectar a un solo lado de la cabeza o ambos
  • Empeorar con las actividades diarias
  • Durar entre 4 y 72 horas si no se tratan

Tratamiento

El tratamiento contra la migraña apunta a aliviar los síntomas y a prevenir ataques adicionales. Si sabes qué provoca las migrañas, evitar esos desencadenantes y aprender a controlarlos puede ayudar a prevenir y a disminuir el dolor de la migraña. El tratamiento puede comprender:

  • Descansar en una habitación tranquila y oscura
  • Aplicarse compresas calientes o frías en la cabeza o en el cuello
  • Masajes y pequeñas cantidades de cafeína
  • Medicamentos de venta libre, como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros), el paracetamol/acetaminofeno (Tylenol u otros) y la aspirina
  • Medicamentos con receta médica, incluidos los triptanos, como el sumatriptán (Imitrex) y el zolmitriptán (Zomig)
  • Medicamentos preventivos, como el tartrato de metoprolol (Metoprolol, Lopressor), el propranolol (Propranolol HCL), la amitriptilina, el divalproato sódico (Depakote, Depakote ER, Depakote Sprinkle) o el topiramato (Topamax)
  • Estimulación magnética transcraneal (terapia en la que se usan corrientes eléctricas para estimular las neuronas en el cerebro) para la migraña con aura

Busca evaluación de urgencia si experimentas lo siguiente:

  • Dolor de cabeza muy intenso y repentino
  • Dolor de cabeza después de una lesión en la cabeza o de una caída
  • Fiebre, rigidez en el cuello, sarpullido, desorientación, convulsiones, visión doble, debilidad, entumecimiento o dificultad para hablar
  • Dolor que empeora a pesar del tratamiento

Estos síntomas indican una afección subyacente más grave; por lo tanto, es importante obtener un diagnóstico y tratamiento rápidos.

Casi todas las personas tienen dolores de cabeza, pero la mayoría no son motivo de preocupación. Sin embargo, si los dolores de cabeza afectan las actividades diarias, el trabajo o la vida personal, es momento de hacer algo al respecto. Los dolores de cabeza no siempre pueden prevenirse, pero el médico puede ayudarte a controlar los síntomas.

June 13, 2018