Diagnóstico

Debido a la probabilidad de tener otros problemas de salud si contraes la infección por Chlamydia trachomatis, consulta con tu médico con qué frecuencia deberás realizarte los análisis para la detección de esta bacteria si estás en riesgo. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention) recomiendan los análisis para la detección de clamidiosis en:

  • Mujeres sexualmente activas de 25 años o menos. La tasa de infección por Chlamydia es mayor en este grupo, por lo tanto, se recomienda un análisis de detección al año. Incluso si te realizaste un análisis el año pasado, hazte otro análisis cuando tengas una nueva pareja.
  • Mujeres embarazadas. Deberías hacerte el análisis para detección de la infección por Chlamydia durante tu primer examen prenatal. Si tienes un riesgo alto de infección, por cambiar de parejas sexuales o por una posible infección de tu pareja regular, realízate otra prueba más adelante durante el embarazo.
  • Mujeres y hombres en alto riesgo. Considera la posibilidad de realizarte el análisis para la detección de clamidiosis con frecuencia si tienes múltiples parejas sexuales, si no usas siempre preservativo durante las relaciones sexuales o si eres un hombre que mantiene relaciones sexuales con otro hombre. Otros marcadores de alto riesgo son una infección actual con otra enfermedad de transmisión sexual y la posible exposición a una infección de transmisión sexual a través de una pareja infectada.

El análisis de detección y el diagnóstico de la clamidiosis son relativamente simples. Las pruebas que pueden realizarte son:

  • Un análisis de orina. Una muestra de orina analizada en el laboratorio puede indicar la presencia de esta infección.
  • Un hisopado. En el caso de las mujeres, el médico toma una muestra del flujo del cuello uterino para realizar un análisis del cultivo o de los antígenos para detectar la clamidiosis. Esto se puede realizar durante un Papanicolaou de rutina. Algunas mujeres prefieren tomar las muestras de la vagina ellas mismas; se ha demostrado que esto es tan preciso como los hisopos obtenidos por el médico.

    En el caso de los hombres, el médico inserta un hisopo delgado en el extremo del pene para obtener una muestra de la uretra. En algunos casos, tu médico puede tomar una muestra del ano.

Si recibiste tratamiento por una infección inicial por Chlamydia, debes realizarte otro análisis en aproximadamente tres meses.

Tratamiento

La infección por Chlamydia trachomatis se trata con antibióticos. Puedes recibir una dosis única o quizás necesites tomar el medicamento diariamente o varias veces al día de cinco a diez días.

En la mayoría de los casos, la infección se cura en una o dos semanas. Durante ese tiempo, debes abstenerte de tener relaciones sexuales. Tu pareja o parejas sexuales también necesitan recibir tratamiento aunque no presenten signos o síntomas. De lo contrario, la infección puede transmitirse entre las parejas sexuales.

Tener clamidiosis o haber sido tratado por clamidiosis en el pasado no proporciona inmunidad contra la reinfección en el futuro.

Preparación para la consulta

Si crees que tienes una infección de transmisión sexual, como clamidiosis, pide una consulta con tu médico de cabecera.

Qué puedes hacer

Antes de tu consulta, prepárate para responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Hay algo que los mejore o los empeore?
  • ¿Qué medicamentos y suplementos tomas habitualmente?

Es posible que también desees preparar una lista de preguntas para hacerle a tu médico. Las preguntas típicas son las siguientes:

  • ¿Debo hacerme pruebas para otras infecciones de transmisión sexual?
  • ¿Mi pareja debería someterse a pruebas o a tratamiento debido a una infección por Chlamydia?
  • ¿Debo evitar tener actividad sexual durante el tratamiento? ¿Cuánto debería esperar?
  • ¿Cómo puedo prevenir la infección por Chlamydia en el futuro?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Tienes una pareja sexual nueva o varias parejas?
  • ¿Siempre usas preservativos?
  • ¿Tienes dolor pélvico?
  • ¿Te duele cuando orinas?
  • ¿Tienes llagas o una secreción inusual?
April 11, 2017
References
  1. WHO guidelines for the treatment of Chlamydia trachomatis (Pautas de la OMS para el tratamiento de la infección por Chlamydia trachomatis). Organización Mundial de la Salud (World Health Organization). http://www.who.int/reproductivehealth/publications/rtis/chlamydia-treatment-guidelines/en/. Último acceso: 30 de noviembre de 2016.
  2. Chlamydia: CDC fact sheet (Clamidia: hoja informativa de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). http://www.cdc.gov/std/Chlamydia/STDFact-chlamydia-detailed.htm. Último acceso: 30 de noviembre de 2016.
  3. Marrazzo J. Treatment of Chlamydia trachomatis infection (Tratamiento de la infección por Chlamydia trachomatis). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 30 de noviembre de 2016.
  4. Marrazzo J. Clinical manifestations and diagnosis of Chlamydia trachomatis infections (Manifestaciones clínicas y diagnóstico de las infecciones por Chlamydia trachomatis). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 30 de noviembre de 2016.
  5. Marrazzo J. Epidemiology of Chlamydia trachomatis infections (Epidemiología de las infecciones por Chlamydia trachomatis). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 30 de noviembre de 2016.
  6. Pammi M, et al. Chlamydia trachomatis infections in the newborn (Infecciones por Chlamydia trachomatis en recién nacidos). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 30 de noviembre de 2016.
  7. Arias M, et al. Ease, comfort, and performance of the HerSwab vaginal self-sampling device for the detection of Chlamydia trachomatis and Neisseria gonorrhoeae. Sexually Transmitted Diseases (Facilidad, comodidad y desempeño del dispositivo de automuestreo vaginal HerSwab para la detección de Chlamydia trachomatis y Neisseria gonorrhoeae. Enfermedades de transmisión sexual). 2016;43:125.