Transferencia de músculo

Ilustración de la transferencia de músculo

Si los músculos de los brazos se atrofian por la falta de actividad, puede que se necesite una transferencia de músculo. El donante de músculo que suele utilizarse con mayor frecuencia es el muslo interno. También se puede extraer una parte de la piel y tejido adheridos al músculo del donante. Esta sección de piel puede ayudar a los cirujanos a controlar si el músculo está recibiendo la cantidad suficiente de sangre luego de la transferencia a su nueva ubicación.