Descripción general

El cáncer de huesos es un tipo de cáncer poco frecuente que comienza en un hueso. Puede comenzar en cualquier hueso del cuerpo, pero afecta con mayor frecuencia a los huesos largos que constituyen los brazos y las piernas.

Existen varios tipos de cáncer de huesos. Algunos se presentan principalmente en niños, mientras que otros afectan en su mayoría a adultos.

El término «cáncer de huesos» no comprende el cáncer que comienza en otra parte del cuerpo y se extiende (metastatiza) al hueso. Esos tipos de cáncer, en cambio, se denominan según el lugar del cuerpo en el que comienzan, como un cáncer de mama que metastatiza hasta el hueso.

Síntomas

Algunos de los signos y síntomas del cáncer de huesos son:

  • Dolor en los huesos
  • Hinchazón y sensibilidad cerca de la zona afectada
  • Fractura de huesos
  • Fatiga
  • Pérdida de peso no intencional

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con tu médico si tú o tu hijo experimentan algún signo o síntoma que te esté preocupando.

Causas

Las causas del cáncer de huesos no están claras. Los médicos saben que el cáncer de huesos comienza como un error en el ADN de una célula. El error le ordena a la célula que crezca y se divida de manera descontrolada. Estas células continúan vivas, en lugar de morir en un momento determinado. Las células mutadas acumuladas forman una masa (tumor) que puede invadir estructuras próximas o extenderse a otras zonas del cuerpo.

Tipos de cáncer de huesos

El cáncer de huesos puede clasificarse en función del tipo de célula en la que comenzó. Algunos de los tipos más frecuentes de cáncer de hueso son:

  • Osteosarcoma. El osteosarcoma comienza en las células óseas. Se presenta con mayor frecuencia en niños y adultos jóvenes, en los huesos de las piernas o los brazos.
  • Condrosarcoma. El condrosarcoma comienza en los condrocitos. Generalmente se observa en la pelvis, las piernas o los brazos en personas de mediana edad o adultos mayores.
  • Sarcoma de Ewing. No está claro en qué parte del hueso se inicia el sarcoma de Ewing; sin embargo, los tumores se presentan con mayor frecuencia en la pelvis, las piernas o los brazos de niños y adultos jóvenes.

Factores de riesgo

Las causas del cáncer de huesos no están claras; sin embargo, los médicos han hallado ciertos factores que se asocian con un mayor riesgo, entre ellos:

  • Síndromes genéticos heredados. Ciertos síndromes genéticos poco frecuentes heredados de la familia aumentan el riesgo de presentar cáncer de huesos, entre ellos el síndrome de Li-Fraumeni y el retinoblastoma hereditario.
  • Enfermedad ósea de Paget. La enfermedad ósea de Paget, que se observa principalmente en adultos, puede aumentar el riesgo de que se desarrolle cáncer de huesos en el futuro.
  • Radioterapia para el cáncer. La exposición a grandes dosis de radiación, como aquellas que se emiten durante la radioterapia para el cáncer, aumenta el riesgo de que se desarrolle cáncer de huesos en el futuro.