Diagnóstico

La causa de tu diarrea puede ser difícil de diagnosticar. Aunque te encuentren Blastocystis hominis en las heces, es posible que esa no sea la causa de los síntomas. Más comúnmente, sugiere que has estado expuesto a alimentos o agua contaminados que contienen otros organismos que pueden causar síntomas gastrointestinales.

Es probable que el médico te tome la historia clínica, te pregunte por tus actividades recientes, como viajes, y te realice una exploración física. Una serie de pruebas de laboratorio ayuda a diagnosticar enfermedades parasitarias y otras causas no infecciosas de los síntomas gastrointestinales:

  • Análisis de las heces (fecal). Esta prueba busca parásitos o sus huevos. El médico puede darte un recipiente especial con líquido conservante para tus muestras de heces. Refrigera, no congeles, las muestras hasta que las lleves al consultorio del médico o al laboratorio.
  • Endoscopia. Si tienes síntomas, pero el análisis fecal no revela la causa, el médico puede solicitarte este estudio. Después de estar sedado, un médico, generalmente un gastroenterólogo, te inserta un tubo en la boca o recto para buscar la causa de los síntomas. Deberás hacer ayuno desde la noche anterior al estudio.
  • Análisis de sangre. Se encuentra disponible un análisis de sangre que puede detectar el blastocystis, pero no se usa habitualmente. Sin embargo, el médico puede solicitar análisis de sangre para buscar otras causas de tus signos y síntomas.

Más información

Tratamiento

Si tienes Blastocystis hominis sin signos o síntomas, entonces no necesitas tratamiento. Los signos y síntomas leves pueden mejorar por sí solos después de unos pocos días.

Los posibles medicamentos para tratar el Blastocystis hominis incluyen:

  • Antibióticos, tales como metronidazol (Flagyl) o tinidazol (Tindamax)
  • Medicamentos combinados, como sulfametoxazol y trimetoprima (Bactrim, Septra, otros)
  • Medicamentos antiprotozoarios, como la paromomicina o la nitazoxanida (Alinia)

La respuesta al medicamento para Blastocystis hominis varía mucho de persona a persona. Y debido a que el organismo podría no ser la causa de tus síntomas, la mejoría podría deberse al efecto del medicamento en otro organismo.

Preparación para la consulta

Es posible que consultes con tu médico de atención primaria. Sin embargo, en algunos casos, es posible que te deriven a alguien que se especialice en enfermedades infecciosas o en trastornos del aparato digestivo (gastroenterólogo).

A continuación, se presenta información que te ayudará a prepararte para tu consulta.

Qué puedes hacer

Ten en cuenta las restricciones que debes cumplir antes de asistir a la consulta. Al programar la consulta, pregunta si debes hacer algo con anticipación, como cuidarte con las comidas.

Prepara una lista de lo siguiente:

  • Tus síntomas, y cuándo comenzaron
  • Información personal esencial, como episodios de estrés importantes o cambios recientes en tu vida y si viajaste recientemente a un país en vías de desarrollo
  • Todos los medicamentos, vitaminas y suplementos que tomas, incluso las dosis
  • Las preguntas para hacerle al médico

Algunas preguntas que puedes hacerle a tu médico son:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Existen otras causas posibles?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles y cuál me recomienda?
  • ¿Debo cambiar mi dieta?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme a casa? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga preguntas, como las siguientes:

  • ¿Los síntomas están presentes todo el tiempo o van y vienen?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Existe algo que haga que los síntomas mejoren?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore los síntomas?
  • ¿Tienes alguna otra enfermedad?

Qué puedes hacer mientras tanto

Si tus síntomas están relacionados con Blastocystis hominis, es probable que desaparezcan por sí solos incluso antes de que veas al médico. Mantente bien hidratado. Las soluciones de rehidratación oral, disponibles en farmacias y agencias de salud de todo el mundo, pueden reemplazar el líquido perdido y los electrolitos.

March 16, 2019
  1. Jameson JL, et al., eds. Protozoal infections. In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 20th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2018. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Dec. 8, 2018.
  2. Blastocystis spp. FAQs. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/parasites/blastocystis/faqs.html. Accessed Dec. 8, 2018.
  3. Leder K, et al. Blastocystis species. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 8, 2018.
  4. Parasites — Nonpathogenic (harmless) intestinal protozoa. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/parasites/nonpathprotozoa/biology.html. Accessed Dec. 8, 2018.
  5. Food and water safety. Centers for Disease Control and Prevention. https://wwwnc.cdc.gov/travel/page/food-water-safety. Accessed Dec. 8, 2018.
  6. Avoid foodborne illness when traveling abroad. U.S. Department of Health and Human Services. https://www.foodsafety.gov/blog/international_travel.html. Accessed Dec. 8, 2018.
  7. When & how to wash your hands. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/handwashing/when-how-handwashing.html. Accessed Dec. 8, 2018.
  8. Freedman S. Oral rehydration therapy. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Dec. 8, 2018.