¿Es posible que los niños tengan trastorno bipolar? La mayoría de las cosas que he leído indican que el trastorno bipolar se presenta en los adultos.

Answers from Daniel K. Hall-Flavin, M. D.

Es posible que los niños tengan trastorno bipolar. La mayoría de los casos se diagnostican en niños mayores y adolescentes, pero el trastorno bipolar puede ocurrir en niños de cualquier edad. Al igual que en los adultos, el trastorno bipolar en los niños puede provocar cambios de humor, desde puntos muy altos como la hiperactividad o la euforia (manía) a puntos muy bajos como la depresión grave.

La conmoción emocional y la conducta rebelde son normales durante la niñez y la adolescencia, y en la mayoría de los casos no son señal de un problema de salud mental que requiera tratamiento. Todos los niños tienen períodos difíciles; es normal sentirse triste, irritable, enojado, hiperactivo o rebelde por momentos. Sin embargo, si tu hijo tiene síntomas graves, persistentes o que causan problemas significativos, podría ser algo más que una fase.

Estos son algunos signos y síntomas del trastorno bipolar en los niños:

  • Cambios de humor graves, diferentes de los cambios de humor habituales
  • Conducta hiperactiva, impulsiva, agresiva o socialmente inadecuada
  • Conductas imprudentes y riesgosas que no son típicas, como tener relaciones sexuales casuales frecuentes con muchas parejas diferentes (promiscuidad sexual), abuso de alcohol o drogas, derroches desenfrenados de dinero
  • Insomnio o reducción significativa de la necesidad de dormir
  • Sentirse deprimido o irritable la mayor parte del día, casi todos los días durante un episodio depresivo
  • Visión exagerada y pomposa de sus propias capacidades
  • Pensamientos o conductas suicidas en los niños mayores y los adolescentes

Los niños con trastorno bipolar presentan síntomas en episodios marcados. Entre estos episodios, vuelven a su conducta y humor habituales.

Recuerda que otros trastornos pediátricos causan síntomas similares a los del trastorno bipolar, como el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH), el trastorno negativista desafiante, el trastorno de la conducta, los trastornos de ansiedad y la depresión mayor. El diagnóstico puede ser un desafío porque estas otras afecciones mentales suelen ocurrir junto con el trastorno bipolar.

Si tu hijo tiene cambios de humor graves, depresión o problemas de conducta, consulta con un profesional de salud mental especializado en niños y adolescentes. Los problemas de humor y conducta causados por el trastorno bipolar o por otras afecciones mentales pueden provocar dificultades importantes. El tratamiento temprano ayuda a prevenir las consecuencias graves y a reducir el impacto de los problemas de salud mental de tu hijo a medida que crezca.

Jan. 04, 2017