Parálisis facial

Debilidad facial

El nervio que controla los músculos faciales atraviesa un conducto angosto de hueso hasta llegar a la cara. La debilidad o parálisis facial puede hacer que uno de los extremos de la boca se caiga y que tengas problemas para retener saliva en ese lado de la boca. Además, esta afección puede dificultar cerrar el ojo del lado afectado de la cara.