Fibrilación auricular

Fibrilación auricular

En un ritmo cardíaco normal, un grupo pequeño de células que se encuentran en el nódulo sinusal envía una señal eléctrica. La señal viaja por medio de las aurículas hasta el nódulo auriculoventricular (AV) y luego ingresa a los ventrículos, lo que hace que se contraigan y bombeen sangre. En la fibrilación articular, las señales eléctricas se disparan desde varios lugares en las aurículas (por lo general desde las venas pulmonares), lo que provoca que estas latan caóticamente. El nodo aurículoventricular, el marcapasos natural del corazón, no puede impedir que todas estas señales caóticas ingresen a los ventrículos. Como respuesta a estas señales adicionales desordenadas, los ventrículos laten más rápido de lo normal.