A continuación, instrucciones generales para usar un inhalador de polvo seco de dosis única.

Para empezar, retira la tapa del inhalador. Luego, sostén la base del inhalador con firmeza y gira la boquilla para abrirlo. Empuja los botones a cada lado de la base para probar los pequeños picos dentro de la cámara de la cápsula. Estos picos perforan la cápsula del medicamento.

Retira la cápsula de su envase de aluminio y colócala dentro de la cámara provista para esta, en la base del inhalador. No coloques la cápsula en la boquilla. Gira la boquilla para cerrarla de nuevo.

Con el inhalador hacia arriba y vertical, pulsa una vez los botones de los picos. Escucharás un clic cuando los picos perforan la cápsula.

Suelta los botones y prepárate para inhalar. No agites el inhalador.

Acerca el inhalador a tus labios en posición horizontal. Los botones azules de los picos deben estar a la izquierda y a la derecha del inhalador, no arriba y abajo.

Coloca los labios sobre la boquilla y respira profunda y rápidamente. Al inhalar, sentirás un sabor dulce y escucharás la cápsula girando en la cámara.

Mantén la respiración durante 10 segundos después de inhalar.

Abre el inhalador para comprobar si hay restos de polvo. Si quedan algunos restos, cierra la cámara e inhala de nuevo.

Después de su uso, extrae la cápsula vacía y deposítala en la basura. Posteriormente, cierra el inhalador y coloca la cubierta de la boquilla.

Es posible que tu inhalador venga con instrucciones un poco diferentes. Pídele una demostración a tu médico.

Sept. 24, 2021