El diagnóstico de la enfermedad respiratoria exacerbada por la aspirina puede ser difícil y a menudo se retrasa, a menos que el médico tenga pericia y experiencia para reconocerla y tratarla.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

La enfermedad respiratoria exacerbada por la aspirina, también llamada tríada de Samter, incluye tres características:

  • Asma, aunque solo un pequeño porcentaje de las personas con asma desarrollará enfermedad respiratoria exacerbada por la aspirina.
  • Pólipos nasales recurrentes, incluso después de ser extirpados mediante cirugía.
  • Sensibilidad a la aspirina y a los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) y el naproxeno. Ten en cuenta que la aspirina o los antiinflamatorios no esteroideos pueden ser ingredientes de medicamentos para el resfriado y otros medicamentos.

Generalmente, los signos y síntomas de la enfermedad respiratoria exacerbada por la aspirina no aparecen hasta que las personas han alcanzado los 30 o 40 años de edad, pero puede ocurrir ocasionalmente en los niños.

Las reacciones suelen empezar de repente y pueden ser graves. Los signos y síntomas pueden incluir dificultad para respirar (lo que podría ser un ataque de asma), sibilancias, tos, estornudos o congestión y goteo nasal. Algunas personas con enfermedad inflamatoria exacerbada por la aspirina también tienen este tipo de reacciones si toman bebidas alcohólicas, como cerveza o vino.

En este momento, no se conoce la causa exacta de la enfermedad respiratoria exacerbada por la aspirina, pero no es una reacción alérgica. No hay pruebas que sugieran que es genética o hereditaria. La aspirina o los antiinflamatorios no esteroideos no provocan la enfermedad, pero los síntomas de la enfermedad respiratoria exacerbada por la aspirina, los senos paranasales o el asma empeoran cuando se toman estos medicamentos.

No hay ninguna prueba específica para detectar la enfermedad respiratoria exacerbada por la aspirina. Las pruebas de laboratorio que pueden ayudar a hacer el diagnóstico incluyen un análisis de sangre para buscar niveles más altos de lo normal de glóbulos blancos llamados eosinófilos y un análisis de orina para buscar leucotrienos elevados, sustancias inflamatorias en el cuerpo. Se puede hacer un diagnóstico clínico de la enfermedad respiratoria exacerbada por la aspirina si están presentes las tres características siguientes: asma, pólipos nasales y reacciones respiratorias a la aspirina y a los antiinflamatorios no esteroideos.

Cuando no está claro si la persona ha tenido una reacción a la aspirina o a los antiinflamatorios no esteroideos, a veces se realiza una prueba de aspirina (insensibilización) para confirmar el diagnóstico. La aspirina se administra en un entorno médico seguro en el que el médico y el equipo de atención médica siguen pautas específicas.

No hay cura para la enfermedad respiratoria exacerbada por la aspirina, pero hay varias opciones de tratamiento disponibles, según los síntomas y los resultados de una evaluación clínica. Una combinación de tratamientos a menudo funciona mejor. Estas son algunas opciones:

  • Evitar la aspirina y los AINE, a menos que el médico recete específicamente la insensibilización a la aspirina
  • Tomar medicamentos para controlar el asma, como corticosteroides inhalados
  • La cirugía para extirpar los pólipos nasales, aunque la recurrencia es común
  • Tomar medicamentos como montelukast (Singulair) o zileuton (Zyflo) para bloquear los efectos de los leucotrienos
  • Tomar medicamentos biológicos, inyectados, para el asma o los pólipos cuando otros medicamentos no funcionan (aunque estos medicamentos pueden ser caros)
  • Someterse a una insensibilización a la aspirina, en la que la aspirina se administra inicialmente en el consultorio del médico en dosis progresivamente crecientes a lo largo de dos días y luego se toma diariamente en dosis elevadas, lo que puede ayudar a reducir la necesidad de esteroides orales y posiblemente a reducir la recurrencia de los pólipos nasales
July 29, 2021