¿Las inyecciones de toxina botulínica pueden aliviar el dolor de la artritis?

Answers from April Chang-Miller, M.D.

Las inyecciones de bótox en las articulaciones artríticas parecen reducir el dolor y mejorar el funcionamiento. Los resultados de varios estudios científicos han sido prometedores, pero se necesitan ensayos clínicos de mayor envergadura.

El bótox es el más conocido de un grupo de medicamentos que utilizan diversas formas de la toxina botulínica para paralizar de manera temporal la actividad muscular. Otros medicamentos que contienen toxina botulínica son el Dysport, el Myobloc y el Xeomin. Esta toxina es producida por el microbio que causa botulismo, un tipo de intoxicación alimentaria.

Hasta ahora, las personas que han participado en diversos estudios han informado mejoras en el dolor de la artritis y en la función de las articulaciones después de recibir inyecciones de bótox. La toxina botulínica actúa al inhibir la transmisión de determinadas señales químicas que transmiten información entre los nervios y el cerebro.

Estos estudios preliminares han sido pequeños, y muchos de ellos no incluyeron un grupo de control para determinar si las inyecciones de toxina botulínica eran más eficaces que el placebo. Por lo tanto, aún queda mucho por aprender acerca del posible rol que cumplen estas inyecciones en el tratamiento de la artritis.

Si bien las investigaciones continúan, las opciones de tratamiento probadas, como el ejercicio, el adelgazamiento y los medicamentos, siguen siendo el foco de la mayoría de los planes de tratamiento para la artritis.

Nov. 29, 2016