Descripción general

La picazón anal es un trastorno frecuente. La picazón, situada en el ano o a su alrededor, a menudo es intensa y puede estar acompañada por una necesidad urgente de rascarse. La picazón anal puede avergonzarte e incomodarte.

También conocida como «prurito del ano», la picazón anal tiene muchas causas posibles, como problemas de la piel, hemorroides y lavados en exceso o insuficientes.

Si la picazón anal es persistente, habla con el médico. Con el tratamiento y medidas de cuidado personal adecuados, la mayoría de las personas se alivian por completo de la picazón anal.

Síntomas

La picazón anal puede estar relacionada con enrojecimiento, ardor e inflamación. La picazón y la irritación pueden ser temporales o pueden durar más; eso depende de la causa.

Cuándo consultar al médico

La mayoría de las picazones anales no requieren atención médica. Consulta con el médico en estos casos:

  • La picazón anal es intensa o persistente.
  • Tienes sangrado anal.
  • El sangrado anal parece estar infectado.
  • No puedes descubrir qué te causa una picazón persistente.

La picazón anal persistente puede estar relacionada con una enfermedad de la piel u otro problema de salud que requiere tratamiento médico.

Causas

Algunas de las causas posibles de la picazón anal son:

  • Hábitos de cuidado personal. La rutina del cuidado de la piel puede comprender productos o comportamientos que irritan la piel. Entre ellos, lavar la piel demasiado o muy poco y usar jabón, toallitas húmedas o papel higiénico que contienen tintes y perfumes.
  • Infecciones. Las infecciones de transmisión sexual pueden extenderse hasta el ano y causar picazón anal. Los parásitos intestinales pueden causar picazón anal persistente. Otros parásitos pueden causar picazón similar. Las infecciones por hongos, que generalmente afectan a las mujeres, también pueden causar picazón en el área anal.
  • Enfermedades de la piel. A veces, la picazón anal ocurre debido a una determinada enfermedad de la piel, como la psoriasis o la dermatitis de contacto.
  • Otras enfermedades. Estas comprenden diarrea crónica, hemorroides, tumores anales y enfermedades que afectan a todo el cuerpo, como la diabetes.