Descripción general

Una fístula anal es el término médico para un túnel infectado que se desarrolla entre la piel y la abertura muscular al final del tubo digestivo (ano).

La mayoría de las fistulas anales son el resultado de una infección que comienza en la glándula anal. Esta infección causa un absceso que drena espontáneamente o debe drenarse quirúrgicamente a través de la piel cerca del ano. Luego, la fístula forma un túnel bajo la piel y se conecta con la glándula infectada.

Generalmente es necesario realizar una cirugía para tratar una fístula anal.