¿Qué dice la investigación sobre la relación entre los aditivos de los alimentos y el TDAH?

Respuesta de David C. Agerter, M.D

Los aditivos de los alimentos comprenden colorantes artificiales, edulcorantes artificiales y conservantes. No hay pruebas contundentes de que los aditivos de los alimentos provoquen trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Sin embargo, el tema de los aditivos en los alimentos y sus posibles efectos es controvertido.

Algunos estudios indican que ciertos colorantes y conservantes utilizados en los alimentos pueden aumentar el comportamiento hiperactivo en algunos niños. Sin embargo, el Comité Asesor sobre Alimentos de la Administración de Alimentos y Medicamentos determinó que los estudios realizados hasta la fecha no han demostrado un vínculo entre los colorantes y la hiperactividad.

Los países difieren en cuanto a los aditivos de color para los alimentos (a veces llamados «colorantes alimentarios») que se permiten en los alimentos y en las bebidas, y cómo se los etiqueta. La Unión Europea (UE), por ejemplo, exige que los alimentos que contengan ciertos colorantes cuenten con una declaración en la etiqueta que exprese que ese color «puede tener un efecto adverso sobre la actividad y la atención en los niños». En cambio, la Administración de Alimentos y Medicamentos solo exige que los colorantes certificados por esta se indiquen en la etiqueta de los alimentos.

Se necesita una investigación más profunda para determinar si limitar ciertos alimentos o aditivos en los alimentos ayudará a reducir los síntomas de hiperactividad y de trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

Habla con el médico de tu hijo sobre las ventajas y las desventajas de probar una dieta que elimine los aditivos de los alimentos para ver si genera alguna diferencia en el comportamiento de tu hijo. Asegúrate de que el médico o un dietista supervisen el plan de alimentación. Una dieta en la que se eliminen demasiados alimentos puede ser poco saludable, ya que puede carecer de las vitaminas y los nutrientes necesarios.

El mejor enfoque para la salud y la alimentación en general es seguir una dieta que limite los alimentos azucarados y procesados y que sea rica en frutas, vegetales, cereales y grasas saludables, como los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en ciertos pescados, en las semillas de lino y en otros alimentos.

With

David C. Agerter, M.D

June 13, 2018