Los factores que aumentan el riesgo de leucemia mielógena aguda comprenden:

  • Edad avanzada. A medida que envejeces, aumenta el riesgo de padecer leucemia mielógena aguda. La leucemia mielógena aguda es más frecuente en los adultos de 65 años o más.
  • Sexo. Los hombres tienen mayor probabilidad de padecer leucemia mielógena aguda que las mujeres.
  • Tratamientos oncológicos previos. Las personas que se sometieron a determinados tipos de quimioterapia y radioterapia corren mayor riesgo de padecer leucemia mielógena aguda.
  • Exposición a la radiación. Las personas expuestas a niveles muy altos de radiación, como los sobrevivientes de accidentes de reactores nucleares, tienen mayor riesgo de padecer leucemia mielógena aguda.
  • Exposición a sustancias químicas peligrosos. La exposición a ciertas sustancias químicas, como el benceno, está vinculada a un mayor riesgo de leucemia mielógena aguda.
  • Fumar. La leucemia mielógena aguda está vinculada al tabaquismo, ya que el humo de los cigarrillos contiene benceno y otras sustancias químicas conocidas que causan cáncer.
  • Otros trastornos sanguíneos. Las personas que han tenido otros trastornos sanguíneos, como mielodisplasia, policitemia vera o trombocitemia, corren un riesgo mayor de padecer leucemia mielógena aguda.
  • Trastornos genéticos. Ciertos trastornos genéticos, como el síndrome de Down, están asociados con mayor riesgo de padecer leucemia mielógena aguda.

Muchas personas que padecen leucemia mielógena aguda no tienen factores de riesgo conocidos, y muchas personas que tienen factores de riesgo nunca padecen este tipo de cáncer.

Sept. 12, 2015