Descripción general

El acné es un trastorno de la piel que ocurre cuando los folículos pilosos se tapan con grasa y células cutáneas muertas. Causa puntos blancos, puntos negros o granos. El acné es más común entre los adolescentes, aunque afecta a personas de todas las edades.

Hay tratamientos eficaces para el acné, pero el acné puede ser persistente. Los granos y erupciones cicatrizan lentamente, y cuando uno empieza a desaparecer, otros parecen aflorar.

Según su gravedad, el acné puede causar sufrimiento emocional y dejar cicatrices en la piel. Cuanto antes inicie el tratamiento, menor será su riesgo de sufrir tales problemas.

Síntomas

Los signos del acné varían según la gravedad de la afección:

  • Puntos blancos (poros tapados cerrados)
  • Espinillas (poros abiertos tapados)
  • Irregularidades sensibles rojas y pequeñas (pápulas)
  • Granos (pústulas) que son pápulas con pus en la punta
  • Bultos grandes, sólidos y dolorosos debajo de la piel (nódulos)
  • Bultos dolorosos llenos de pus debajo de la piel (lesiones quísticas)

El acné suele aparecer en la cara, la frente, el pecho, la parte superior de la espalda y los hombros.

Cuándo consultar al médico

Si los remedios caseros no pueden eliminar el acné, consulta con tu médico de atención primaria. El médico puede prescribirte medicamentos más fuertes. Si persiste el acné o es grave, busca tratamiento con un médico que se especialice en la piel (dermatólogo o dermatólogo pediátrico).

Para muchas mujeres, el acné puede persistir durante décadas, con brotes comunes una semana antes de la menstruación. Este tipo de acné tiende a desaparecer sin tratamiento en mujeres que usan anticonceptivos.

En los adultos mayores, una aparición repentina de acné severo puede indicar una enfermedad subyacente que requiere atención médica.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) advierte que algunas lociones para el acné, desmaquillantes y otros productos de venta libre para la piel pueden causar una reacción grave. Este tipo de reacción no es común, así que no la confundas con el enrojecimiento, la irritación o la picazón que pueden producirse en las zonas donde te aplicaste medicamentos o productos.

Busca ayuda médica de emergencia si después de usar un producto de venta libre para la piel experimentas:

  • Desmayos
  • Dificultad para respirar
  • Hinchazón de los ojos, la cara, los labios o la lengua
  • Opresión en la garganta

Causas

Hay cuatro factores principales que causan el acné:

  • Exceso de producción de materia grasa (sebo)
  • Folículos pilosos obstruidos por materia grasa y células muertas de la piel
  • Bacterias
  • Inflamación

El acné suele aparecer en la cara, la frente, el pecho, la parte superior de la espalda y los hombros porque estas áreas de la piel tienen la mayor cantidad de glándulas sebáceas. Los folículos pilosos están conectados a las glándulas sebáceas.

Es posible que la pared del folículo sobresalga y se forme un punto blanco. O puede que el tapón se abra a la superficie, se oscurezca y forme un punto negro. Un punto negro puede parecer suciedad incrustada en los poros. Pero, en realidad, el poro está lleno de bacterias y materia grasa, que se oscurece cuando se expone al aire.

Los granos son puntos rojos que sobresalen, con un centro blanco, que aparecen cuando los folículos pilosos bloqueados se inflaman o se infectan con las bacterias. La inflamación y las obstrucciones profundas dentro de los folículos pilosos producen protuberancias similares a quistes debajo de la superficie de la piel. Por lo general, no hay otros poros de la piel (que son las aberturas de las glándulas sudoríparas) relacionados con el acné.

Algunos factores pueden desencadenar o empeorar el acné:

  • Cambios hormonales. Los andrógenos son hormonas que aumentan en los jóvenes durante la pubertad y que hacen que las glándulas sebáceas se agranden y produzcan más sebo. Los cambios hormonales durante la madurez, especialmente en las mujeres, también pueden provocar brotes.
  • Ciertos medicamentos. Los ejemplos incluyen medicamentos que contienen corticosteroides, testosterona o litio.
  • Alimentación. Los estudios indican que el consumo de determinados alimentos, incluidos los alimentos ricos en carbohidratos, como el pan, los bagels y las papas fritas, puede empeorar el acné. Se necesitan más estudios para evaluar si las personas con acné se beneficiarían con algunas restricciones específicas de alimentación.
  • Estrés. El estrés no causa acné, pero, si ya lo padeces, puede emporarlo.

Mitos sobre el acné

Estos factores casi no influyen en el acné:

  • Chocolate y alimentos con alto contenido graso. Comer chocolate o alimentos con alto contenido graso tiene muy poca o ninguna incidencia sobre el acné.
  • Higiene. La piel sucia no provoca acné. De hecho, frotar la piel con demasiada fuerza o limpiarla con sustancias químicas o jabones fuertes irrita la piel y puede empeorar el acné.
  • Cosméticos. Los cosméticos no siempre empeoran el acné, especialmente si usas maquillaje sin aceite que no tapa los poros (no comedogénicos) y te quitas el maquillaje con regularidad. Los cosméticos que no contienen aceite no interfieren en la eficacia de los medicamentos contra el acné.

Complicaciones

Las personas con piel más oscura tienen más probabilidades de experimentar estas complicaciones del acné que las personas con piel más clara:

  • Cicatrices. La piel con hoyos (cicatrices del acné) y las cicatrices gruesas (queloides) pueden perdurar mucho tiempo después de que se haya curado el acné.
  • Cambios en la piel. Una vez que el acné ha desaparecido, es posible que la piel afectada quede más oscura (hiperpigmentada) o más clara (hipopigmentada) que antes de que ocurriera la afección.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo del acné son los siguientes:

  • Edad. Si bien las personas pueden tener acné a cualquier edad, se presenta con mayor frecuencia en los adolescentes.
  • Cambios hormonales. Estos cambios son comunes durante la pubertad o el embarazo.
  • Antecedentes familiares. La genética interviene en el acné. Si tus padres padecieron acné, es probable que tú también lo padezcas.
  • Sustancias grasas o aceitosas. Es posible que desarrolles acné cuando tu piel entre en contacto con aceite o lociones y cremas aceitosas.
  • Fricción o presión en la piel. La causa puede ser, por ejemplo, elementos como teléfonos, teléfonos celulares, cascos, cuellos ajustados y mochilas.

July 29, 2021
  1. AskMayoExpert. Acne. Mayo Clinic; 2019.
  2. American Academy of Dermatology. Guidelines of care for the management of acne vulgaris. https://doi.org/10.1016/j.jaad.2015.12.037.
  3. Alpha hydroxyl acids (AHAs). Natural Medicines. https://naturalmedicines.therapeuticresearch.com. Accessed July 9, 2020.
  4. Rakel D, ed. Acne vulgaris and acne rosacea. In: Integrative Medicine. 4th ed. Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 5, 2017.
  5. Dinulos JGH. Acne, rosacea, and related disorders. Habif's Clinical Dermatology. 7th ed. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed July 6, 2020.
  6. Acne. National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases. https://www.niams.nih.gov/health-topics/acne. Accessed July 9, 2020.
  7. Graber E. Treatment of acne vulgaris. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed July 9, 2020.
  8. Thiboutot D, et al. Pathogenesis, clinical manifestations and diagnosis of acne vulgaris. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed July 9, 2020.
  9. Kermott CA, et al., eds. Acne. In: Mayo Clinic Book of Home Remedies. 2nd ed. Time; 2017.
  10. Maymone M, et al. Common skin disorders in pediatric skin of color. Journal of Pediatric Health Care. 2019; doi:10.1016/j.pedhc.2019.04.019.
  11. Matthes BM, et al. Intralesional corticosteroid injection. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed July 8, 2020.
  12. Gibson LE (expert opinion). Mayo Clinic. July 20, 2020.