Diagnóstico

La acantosis pigmentaria habitualmente se detecta durante un examen de piel. En raras ocasiones, se extrae una pequeña muestra de piel (para biopsia) y se la manda a analizar a un laboratorio. Si no queda claro cuál es la causa de la acantosis pigmentaria, tu médico puede recomendar que te hagas análisis de sangre, radiografías u otros estudios para buscar las posibles causas no diagnosticadas.

Más información

Tratamiento

En muchos casos, tratar la enfermedad de fondo puede ayudar a disipar los cambios de color. Algunos ejemplos pueden ser los siguientes:

  • Baja de peso. Si la acantosis pigmentaria se produce a causa de la obesidad, bajar de peso puede ser útil.
  • Suspende los medicamentos o los suplementos. Si la enfermedad parece estar asociada al medicamento o al suplemento que consumes, tu médico podría sugerirte que suspendas esa sustancia.
  • Sométete a una cirugía. Si la acantosis pigmentaria se produjo a causa de un tumor canceroso, la extirpación quirúrgica del tumor suele hacer desaparecer el cambio de color de la piel.

Si te preocupa el aspecto de la piel o si las lesiones resultan incómodas o empiezan a tener mal olor, tu médico podría recomendarte lo siguiente:

  • Cremas de venta bajo receta para aclarar o ablandar las zonas afectadas
  • Jabones antibacterianos usados con suavidad, ya que la fricción puede empeorar la afección
  • Antibióticos tópicos
  • Medicamentos orales contra el acné
  • Terapia láser para disminuir el espesor de la piel

Preparación para la consulta

Es probable que primero consultes al médico de cabecera. Quizá te remita a un médico que se especializa en trastornos de la piel (dermatólogo) o en problemas hormonales (endocrinólogo). Como las citas pueden ser breves y, por lo general, hay mucho para hablar, es buena idea estar bien preparado.

June 09, 2020
  1. AskMayoExpert. Polycystic ovary syndrome. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2014.
  2. Habif TP. Cutaneous manifestations of internal disease. In: Clinical Dermatology: A Color Guide to Diagnosis and Therapy. 5th ed. Edinburgh, U.K.; New York, N.Y.: Mosby Elsevier; 2010. http://www.clinicalkey.com. Accessed March 25, 2015.
  3. Niacin and niacinamide (vitamin B3). Natural Medicines Comprehensive Database. http://naturaldatabase.therapeuticresearch.com. Accessed March 27, 2015.
  4. Gibson LE. Acanthosis nigricans. Mayo Clinic Proceedings. 2004;79:1571.
  5. Goldsmith LA, et al., eds. Diabetes Mellitus and other endocrine diseases. In: Fitzpatrick's Dermatology in General Medicine. 8th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2012. http://www.accessmedicine.com. Accessed March 25, 2015.
  6. Goldsmith LA, et al., eds. Cutaneous manifestations of internal malignant disease. In: Fitzpatrick's Dermatology in General Medicine. 8th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2012. http://www.accessmedicine.com. Accessed March 25, 2015.
  7. Braunstein I. Acanthosis nigricans. http://www.uptodate.com/home. Accessed March 25, 2015.