Diagnósticos

Es probable que el médico te diagnostique vellos encarnados tras observarte la piel y conversar contigo sobre tus hábitos de eliminación del vello.

Tratamientos

Para tratar los vellos encarnados, deja de afeitarte o de depilarte con pinzas o con cera hasta que el trastorno tenga mejoría. Si eso no fuese posible, considera un tratamiento con láser, que extrae el vello en un nivel más profundo e inhibe que este vuelva a crecer.

Medicamentos

Es posible que el médico te recete ciertos medicamentos que te ayuden a controlar el trastorno. Algunos de ellos son:

  • Medicamentos que ayudan a extraer las células de la piel que están muertas. Los retinoides aplicados en la piel, como la tretinoína (Renova, Retin-A y otros), ayudan a eliminar de la piel las células muertas (exfoliación). Esto puede reducir el engrosamiento y el oscurecimiento de la piel, que por lo general ocurre en la piel oscura, que es propensa a los vellos encarnados.
  • Cremas para reducir la inflamación. Es posible que el médico te sugiera usar una crema con esteroides.
  • Cremas o pastillas para controlar la infección. Para las infecciones leves que se producen al rascar la zona afectada, es posible que el médico te recomiende un ungüento antibiótico. En el caso de una infección más grave, quizás el médico te recete antibióticos de administración oral.

Modo de vida y remedios caseros

Para extraer los vellos encarnados, puedes hacer lo siguiente:

  • Lava la zona afectada con un paño o un cepillo de dientes de cerdas suaves. Aplica un movimiento circular durante varios minutos. Haz esto antes de afeitarte y a la hora de acostarte.
  • Toma una aguja esterilizada e insértala debajo de los rizos del vello para levantar con cuidado las puntas del vello incrustado.

Preparación para la consulta

Es probable que primero veas a tu médico de cabecera. Seguramente te derivará a un médico que se especializa en enfermedades de la piel (dermatólogo).

Para aprovechar al máximo tu consulta, es conveniente prepararse. La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

  • Anota cualquier síntoma que tengas, incluso los que parezcan no tener relación con el motivo por el cual programaste la consulta.
  • Anota tu información personal más importante, incluso lo que te genere mayor estrés o cualquier cambio reciente en tu vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que tomes.
  • Anota preguntas para hacerle al médico.

En el caso de los vellos encarnados, algunas preguntas básicas para hacerle a tu médico son:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mi trastorno?
  • ¿Cuáles son otras causas posibles de mi trastorno?
  • ¿Necesito realizarme alguna prueba?
  • ¿Esta enfermedad suele ser temporal o crónica?
  • ¿Cuáles serían las mejores medidas para tomar?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque principal que sugieres?
  • ¿Hay alguna restricción que deba seguir?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetas?
  • ¿Tienes folletos u otro material impreso relevante que me pueda llevar a casa? ¿Qué sitios web recomiendas?

No dudes en hacer otras preguntas también.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar los síntomas?
  • ¿Hay algo que los empeore?
  • ¿Qué tipo de afeitadora usas?
  • ¿Con qué frecuencia te afeitas?
  • ¿Qué técnica de afeitado o de eliminación del vello usas?

Qué puedes hacer mientras tanto

En los días previos a tu consulta con el médico, de ser posible, deja de afeitarte o suspende cualquier otra forma de depilación. Los vellos encarnados pueden empeorar al principio cuando vuelven a crecer, aunque a la larga mejorarán.

March 13, 2015
References
  1. Dorland's Illustrated Medical Dictionary (Diccionario médico ilustrado de Dorland). 32.ª ed. Filadelfia, Pa.: W.B. Saunders; 2011. http://www.dorlands.com/index.jsp. Último acceso: 27 de enero de 2015.
  2. Pseudofolliculitis barbae (Pseudofoliculitis de la barba). The Merck Manual Professional Edition (Edición para profesionales del Manual Merck). http://www.merck.com/mmpe/print/sec10/ch124/ch124d.html. Último acceso: 5 de diciembre de 2014.
  3. Goldstein BG, et al. Pseudofolliculitis barbae (Pseudofoliculitis de la barba). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 27 de enero de 2015.
  4. Alexis A, et al. Folliculitis keloidalis nuchae and pseudofolliculitis barbae: Are prevention and effective treatment within reach? (Foliculitis keloidalis nucal y pseudofoliculitis de la barba: ¿están al alcance la prevención y el tratamiento efectivo?). Dermatologic Clinics (Clínica Dermatológica). 2014;32:183.